Lima. Las monedas y las bolsas de América Latina cayeron con fuerza este jueves al crecer la aversión al riesgo, en medio de temores de los inversionistas de que las medidas que puedan adoptar los gobiernos de Europa para enfrentar la crisis de deuda frente la recuperación de la economía global y arrastrados por los resultados de Wall Street.

Mercados clave de la región como Brasil y México se desplomaron presionados por la aversión al riesgo desatada por los problemas de la deuda soberana en Europa, cuyo impacto golpeó  las bolsas, monedas y los precios de las materias primas a nivel global.

En los mercados internacionales, el euro cayó contra la mayoría de las monedas mientras que el dólar se fortaleció como refugio seguro, un día después que Alemania prohibió ciertas transacciones sobre algunos instrumentos financieros, que podrían se copiados por otros países de la zona euro.

Unos datos negativos de la economía de Estados Unidos este jueves parecieron empeorar la situación. "A las preocupaciones en torno a la crisis de deuda en Europa, ahora se le suma la publicación de cifras poco auspiciosas en Estados Unidos", comentó Roberto Flores, analista de Inteligo SAB en Lima.

"Las mayores peticiones de beneficios por desempleo y la inesperada caída del índice de indicadores líderes en abril han exacerbado el sentimiento negativo de los inversionistas, lo que está golpeando a los mercados de acciones a nivel global", agregó.

La bolsa de Brasil cayó por sexta sesión consecutiva, y cerró en su menor nivel de ocho meses.El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo Bovespa perdió 1,67% a 58.694 puntos en el cierre preliminar, con lo que amplió la pérdida del 1,89% del miércoles.

El real brasileño, en tanto, se depreciaba 1,25% a 1,859/1,861 unidades por dólar en el mercado interbancario, lo que se sumaba a la caída de 0,88% de la víspera.

"El mercado continúa preocupado con la posibilidad de que se prohíban las ventas al descubierto en toda Europa", dijo Arnaldo Puccinelli, gerente de mercados financieros de la correduría Terra Futuros, de Brasil.

Alemania prohibió las ventas cortas al descubierto de bonos del gobierno con denominación en euro, de los certificados de seguros de crédito basados en esos papeles y de las acciones en las 10 entidades financieras líderes del país.

Onda negativa. La incertidumbre de que la medida adoptada por Alemania sea copiada por otros países de la zona euro también afectó al mercado bursátil y de cambios de México.

El peso mexicano se desplomó  1,44%, a 13.0000/13.0060  por dólar, frente a las 12,8190 por dólar de la víspera.

La bolsa mexicana perdió 2.02% y cerró en su nivel más bajo desde noviembre, en medio de una fuerte aversión al riesgo global ante renovadas preocupaciones sobre la crisis de deuda en la zona euro. El principal índice bursátil mexicano, el IPC, se ubicó en 30,368 puntos.

"Hay muchísimo temor por lo que va a pasar en Grecia, la gente está en pánico (...) esto provoca que todos los activos que impliquen riesgo los están vendiendo, acciones, monedas, metales", dijo Alejandro Creixell, director de casa de bolsa de Bulltick.

Desplome argentino. El mercado bursátil de Argentina también resultó afectado por los temores sobre la salud fiscal de la región europea y por el desarrollo del canje de deuda lanzado por el país.

La bolsa argentina cayó 4,07% al cierre ante una creciente incertidumbre sobre el futuro económico de Europa, que provocó fuertes derrumbes en los mercados internacionales.

El índice Merval de Buenos Aires retrocedió a los 2.089,58 puntos, para acumular en seis ruedas consecutivas una pérdida del 9,17%. La bolsa se ubica en sus niveles mínimos desde octubre pasado.

El miércoles, el gobierno argentino anunció una aceptación de 45% entre inversores institucionales del canje de bonos, cuando el mercado esperaba una mayor adhesión.

"El Merval presenta descensos importantes por la situación internacional y por el resultado del canje (de deuda doméstica)", dijo Ricardo Maied, operador de la sociedad de bolsa Federal Bursátil.

"Las cosas en el plano global se están tornando cada vez más graves, ya que la situación en la euro zona ha comenzado a gestar cierta salida de capital de Brasil y eso podría impactar fuerte en nuestro mercado", agregó Maied.

No obstante, la moneda argentina operó distante al comportamiento de los mercados externos y cotizó estable debido a la habitual intervención del Banco Central, que regula el tipo de cambio mediante compra o ventas de dólares en el mercado de contado o futuro.

Con información de Reuters