Fráncfort, EFE. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo que la política monetaria de la institución proporcionará "condiciones estables para el mercado monetario".

En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno, Draghi ha asegurado que "la política monetaria será expansiva el tiempo que sea necesario", y ha recordado que el objetivo de la institución es mantener la estabilidad de precios a medio plazo.


Ha recordado que el mandato del BCE ha sido tradicionalmente el control de los precios a través del control de la inflación, pero ha recordado que la institución no descuida otras variables, como el desarrollo económico y los flujos de crédito.

Sobre este último punto, y sobre la salud de las entidades financieras, Draghi ha señalado que considera "esencial" que se reduzca la fragmentación que aún padece el mercado de crédito y que se apoye con firmeza la fortaleza de los bancos.

También se ha referido a la necesidad de establecer cuanto antes una unión bancaria real en la zona del euro, algo "crucial", en particular la figura del supervisor bancario único, si se quiere "estabilizar" el sector en Europa.

Por lo que respecta al programa de compra de bonos de Transacciones Monetarias Abiertas ("Outright Monetary Transactions", OMT), Draghi ha dicho que "está lista y "se activará cuando sea necesario".