Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, actuó este miércoles para acelerar la producción de equipos médicos necesarios para enfrentar el coronavirus y dijo que una estimación de que el desempleo en el país podría alcanzar el 20% era el peor de los escenarios.

Luchando por enfrentar el virus después de haberlo minimizado inicialmente, Trump afirmó que está invocando la Ley de Producción de Defensa, lo que permitirá al gobierno acelerar la producción de máscaras, respiradores, ventiladores y otros equipos necesarios.

“Vamos a derrotar al enemigo invisible”, dijo Trump, quien dijo que la crisis básicamente lo había convertido en un “presidente en tiempos de guerra”.

Trump agregó que invocaría otra ley que permitiría a las autoridades estadounidenses rechazar a los inmigrantes que buscan cruzar ilegalmente la frontera sur del país. La frontera no será cerrada, dijo.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, había avivado los temores sobre un colapso económico el miércoles al decirle a los legisladores que el 20% de desempleo era una posibilidad extrema si el virus tuviera efectos devastadores en las empresas estadounidenses, muchas de las cuales ya están bajo presión.

El mandatario aseguró que se enviará un barco hospital a Nueva York para ayudar a las personas afectadas por el contagio, y que se desplegará una segunda nave de ese tipo en la Costa Oeste.

Defendió además su descripción del coronavirus como “el virus chino” a pesar de la preocupación entre algunos estadounidenses de que estaba haciendo un insulto étnico. “No es racista, para nada. Viene de China”, dijo sobre la enfermedad cuyo origen se remonta a Wuhan, China.

Trump, que apareció en la sala de reuniones de la Casa Blanca para lo que ahora se ha convertido en una conferencia de prensa diaria con su grupo especial para combatir el coronavirus, dijo que firmaría la Ley de Producción de Defensa más tarde el miércoles.

La ley, que se remonta a la Guerra de Corea de la década de 1950, le da al presidente una amplia autoridad para “acelerar y expandir el suministro de recursos de la base industrial de Estados Unidos para apoyar los programas militares, de energía, espaciales y de seguridad nacional”, según un resumen en el sitio de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

“Invocaremos la Ley de Producción de Defensa en caso de que la necesitemos”, dijo Trump.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, había avivado los temores sobre un colapso económico el miércoles al decirle a los legisladores que el 20% de desempleo era una posibilidad extrema si el virus tuviera efectos devastadores en las empresas estadounidenses, muchas de las cuales ya están bajo presión.

“Ese es el peor escenario total absoluto”, dijo Trump. “No estamos cerca de eso”.

Hay más de 7.000 casos de la enfermedad en Estados Unidos y más de 100 muertos.