Bruselas, EFE. El acceso a los mercados de contratación pública y el acercamiento de la reglamentación en varios ámbitos serán dos de los grandes objetivos de la Unión Europea (UE) en las negociaciones comerciales que iniciará el próximo lunes con Estados Unidos en Washington, indicaron fuentes comunitarias.

Bruselas considera que en ambas áreas existen grandes oportunidades económicas para Europa, aunque admite que pueden ser dos de los capítulos más difíciles de toda la negociación, que tiene como fin sellar un histórico acuerdo de libre comercio entre las dos orillas del Atlántico.

"La contratación pública es muy importante para nosotros", señalaron las citadas fuentes, que subrayaron que ese ámbito supone un "mercado enorme" en EEUU al que las empresas europeas apenas tienen acceso.

Ese capítulo de la negociación, sin embargo, será a priori uno de los más complejos, admitieron, recordando que se trata de un sector con importantes "sensibilidades" también en Europa, lo que obligará a "ser cautos" en la negociación.

Otro ámbito que la UE considera fundamental de cara al futuro acuerdo es el de la armonización de reglamentaciones técnicas entre EEUU y la Europa, un aspecto clave para asegurar que el intercambio de productos entre las dos partes pueda aumentarse.

Para Europa sería importante conseguir un acercamiento en sectores como el "motor, el farmacéutico y el químico", que ofrecen un potencial de crecimiento importante.

Para la UE, sin resultados en ese ámbito el impacto económico de un acuerdo de libre comercio se vería muy limitado, por lo que considera clave lograr progresos desde el principio.

Al mismo tiempo, cree que es un aspecto "complejo" de la negociación y considera que la negociación en ese campo será "novedosa", dado el alto grado de reglamentación que tienen las dos economías, señalaron las fuentes.

La CE aspira además a reducir las tarifas en todo lo posible, a pesar de que éstas son ya bastante reducidas, con una media del 4 %.

El alto volumen de negocios entre las dos partes, sin embargo, hace que aún tengan un impacto total "muy importante", según las fuentes, que reconocieron que en algunos ámbitos resulta poco probable que los aranceles puedan ser eliminados totalmente.

Las negociaciones, cuya primera ronda tendrá lugar la próxima semana, estarán lideradas de parte europea por el español Ignacio García Bercero.

Según las fuentes citadas anteriormente, esta primera reunión servirá principalmente para que las dos partes expongan sus objetivos, y a priori no se espera que haya negociaciones reales hasta la segunda ronda, que tendrá lugar previsiblemente en octubre.

En el encuentro de Washington intervendrán alrededor de 15 grupos de negociación que estarán encargados de lidiar con diferentes aspectos del acuerdo, del que por ahora sólo estará excluido el sector audiovisual, a petición europea.

Washington, mientras tanto, no ha comunicado a Bruselas por ahora ninguna área en la que no esté dispuesto a negociar, indicaron las fuentes.

La polémica generada por el supuesto espionaje estadounidense a instituciones y países de Europa no será tratada en las discusiones comerciales, añadieron.