Bruselas. La balanza por cuenta corriente de la Unión Europea (UE) tuvo un superávit de 35.900 millones de euros en el segundo trimestre, seis veces más que en el mismo periodo de 2012, según los datos provisionales publicados este viernes por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

Entre abril y junio de 2012, la balanza por cuenta corriente había registrado un saldo positivo de 5.900 millones, mientras que en el primer trimestre de este año el superávit ya ascendía a 29.100 millones de euros.

La balanza de operaciones corrientes recoge todos los intercambios con el exterior y está compuesta de la balanza de bienes, de servicios, de ingresos y de transferencias corrientes.

La balanza de bienes fue la principal responsable del buen resultado en el segundo trimestre, en el que presentó un superávit de 19.900 millones, que contrasta con el déficit de 10.600 millones de un año antes y de 100 millones entre enero y marzo de 2013.

La balanza de servicios de los Veintisiete -aún no se incluyen datos de Croacia, que se sumó al club comunitario el pasado 1 de julio- arrojó un superávit de 36.500 millones en el segundo trimestre, inferior al de 39.900 millones del mismo periodo de 2012, pero superior al de los tres meses anteriores, 32.400 millones.

El déficit en la balanza de ingresos cayó, al pasar de 9.100 millones entre abril y marzo de 2012 a 5.700 millones en el mismo periodo de este año, mientras que el saldo negativo de las transferencias corrientes permaneció casi estable al evolucionar desde los 14.300 millones a los 14.700 millones.

En cuanto a la zona euro, el superávit llegó a 52.100 millones de euros, frente a los 18.300 millones de un año antes y a los 32.500 del trimestre anterior.

La balanza de bienes en los países de la moneda única se mantuvo en positivo con 52.200 millones, una cifra que duplica el saldo del segundo trimestre de 2012 (25.700 millones) y supera los 32.500 millones de los tres meses anteriores de 2013.

Los servicios tuvieron en la zona euro un superávit de 26.800 millones entre abril y junio de 2013 (26.300 millones en el segundo trimestre de 2012 y 18.900 millones en el trimestre anterior).

Los ingresos, por su parte, pasaron a registrar un saldo positivo de 400 millones, después de haber presentado un déficit de 8.600 millones el año anterior y un superávit de 22.700 millones el trimestre precedente.

Las transferencias corrientes de la zona euro en cambio siguieron en negativo con un déficit de 27.300 millones de euros, menor que el del segundo trimestre de 2012 (25.100 millones) y el de los tres meses precedentes (41.600 millones).