Caracas.- El gasto del Ministerio de Obras Públicas y Vivienda venezolano se incrementó a través de créditos adicionales en el segundo semestre de 2009, pero al cierre del año no todos los recursos asignados fueron invertidos.

Según cifras de finanzas públicas, en 2009, el presupuesto de Obras ascendió a $8,8 millardos de bolívares, y de ese monto fueron desembolsados $5,4 millardos de bolívares, lo que representa el 62% del gasto.

Cuando se realizó el recorte del presupuesto en marzo y luego en la presentación de las medidas económicas en octubre, la prioridad planteada por los ministros fue la inversión en infraestructura y la inyección de fondos a la construcción por su impacto en el empleo y efectivamente, durante el semestre, el gasto del Ministerio de Obras Públicas y Vivienda se incrementó 46%, según publicó El Universal.

La fusión de los despachos de Vivienda y Hábitat e Infraestructura, en marzo de 2009, lo que implicó una revisión del presupuesto, y gracias a los recursos excedentes que tenía el Ejecutivo, la asignación subió en $3 millardos de bolívares.

Los niveles de ejecución fueron más bajos en 2009, tanto el despacho de Infraestructura como el de Vivienda en el año 2008 desembolsaron 68% de sus asignaciones totales, lo que significa que a pesar de la insistencia de las autoridades, las reparticiones no fueron a la par del discurso.

Además muchas de las obras dependieron más del gasto paralelo que del presupuesto ordinario. Durante 2009 se utilizaron los recursos del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), que se comprometieron en el período de 2007 a 2008.

Los fondos contemplados en el gasto ordinario del pasado año fueron asignados a obras de vialidad y puentes, pero según las fuentes oficiales, todavía quedan proyectos pendientes. Algunos de los programas que se realizaron en las regiones también presentaron lentitud por los retrasos en las transferencias.

Según lo indicado por el presidente, Hugo Chávez, a fines de 2009, las fuentes de financiamiento del sector vivienda se incrementarán en 2010, al menos $10 millardos de bolívares.