Montevideo. La recaudación de impuestos en Uruguay durante el año pasado creció 2,1%, según difundió la Dirección General de Impositiva (DGI).

Los ingresos tributarios en 2009 ascendieron a US$ 5.510,8 millones, que representa un aumento de 2,1% respecto a los US$ 5.397,3 millones del año anterior.

La recaudación fue liderada por los impuestos al consumo, que abarcaron 63,1% del total y en particular el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que acaparó 53,6% de los ingresos.

Ese tipo de gravámenes fueron los que menor incremento tuvieron el año pasado con 1,2% en comparación a 2008.

Las imposiciones a la renta absorbieron 27,4% de la recaudación, en la que se destacaron el Impuesto a la Renta de la Actividades Económicas (IRAE) con 13,5% y del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) con 10,7%. La expansión de esas cargas fiscales durante 2009 fue de 3,1%.

Los tributos a la propiedad acapararon 7%, en especial el impuesto al patrimonio que acaparó 6,2% del total de los ingresos de la DGI. Estos gravámenes fueron los que mayor expansión mostraron durante el año pasado, registrando una variación de 11,7% con relación a 2008.