Venezuela cerró el 2022 con una inflación del 305,7 %, con lo que el incremento de precios anual se redujo a menos de la mitad en comparación con 2021, cuando llegó al 660 %, informó este jueves (05.01.2022) el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), un ente independiente integrado por expertos económicos.

Según el observatorio, la inflación se aceleró en diciembre, al registrar una tasa de 37,2 %, lo que representa un aumento de 15,3 puntos frente al 21,9 % de noviembre, y supone, además, el incremento más alto en los últimos 22 meses.

Los sectores que registraron mayores aumentos en el último mes del año fueron vestido y calzado, con un alza del 57,8 %; seguido de equipamiento del hogar, con un incremento del 55,8 %; restaurantes y hoteles, con una subida del 55,4 %; y esparcimiento, que aumentó un 53,9 %, siempre según el OVF.

Rebrote hiperinflacionario

El ente alertó de que las "pronunciadas aceleraciones de la inflación que se vienen registrando desde septiembre de 2022, pudiesen" poner a la economía del país "ante el peligro de un rebrote hiperinflacionario, que está tomando fuerza con la sostenida devaluación del bolívar".

La moneda local, el bolívar, cerró el año pasado con una devaluación de un 73 % frente al dólar respecto al 30 de diciembre de 2021, luego de que la cotización de la divisa estadounidense -usada para fijar los precios de la mayoría de los productos en la nación- se incrementara un 280 % en ese período en el mercado oficial.

El Banco Central de Venezuela (BCV), único ente emisor oficial con competencia para informar sobre el comportamiento de la inflación, no reporta este dato desde octubre del año pasado, cuando cerró en 6,2 %.

Según el BCV, la inflación acumulada en los primeros 10 meses de 2022 fue de 119,4 %. Venezuela, que llegó a tener un incremento de precios del 130.060 % en 2018, salió oficialmente de la hiperinflación en diciembre de 2021 al sumar 12 meses con una tasa por debajo del 50 %.