La Paz. La deuda externa boliviana subió el año pasado 14%, alcanzando US$2.909 millones, de los cuales US$287,5 millones responden a compromisos con Venezuela por los envíos de petróleos.

La deuda externa de corto plazo de Bolivia es de US$71,5 millones. Se trata del mondo que debe la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) a Venezuela por la importación de gasóleo, indicó El Nacional.

Globalmente la deuda boliviana a mediano y largo plazo llegó a US$2.838 millones.

Los principales acreedores de Bolivia son la Corporación Andina de Fomento (CAF) por un monto de US$1.020 millones; el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$ 517 millones; el Banco Mundial (BM) por US$315 millones y el Fondo Monetario Internacional (FMI), con US$256 millones.

En cuanto a países, Bolivia le debe US$287,5 millones a Venezuela; US$101,4 millones a Brasil; US$79,5 millones a China; US$58,4 millones a Alemania y US$20,4 millones a Corea del Sur.