El pulso que le han tomado a la producción del primer semestre los representantes de las industrias textil y de la confección del país difiere de los resultados que anunció el Banco Central de Venezuela para estos rubros manufactureros en el segundo trimestre del año.

El organismo emisor asegura que el índice del volumen de producción de textiles repuntó 2,8%, luego de haber caído 15,43% en el primer trimestre; mientras que la de prendas de vestir dio un salto de 20,5%, tras la baja de 1,48% del periodo anterior.

Los industriales no han percibido tales recuperaciones. En ambos sectores señalan que en la primera mitad del año la fabricación se redujo con respecto a 2012, debido especialmente a la falta de materias primas e insumos.