Nueva York.Wall Street cerró este viernes con ligeras subidas que marcaron nuevos récords del Dow Jones de Industriales, que avanzó 0,19%, y del S&P 500, después de que una recuperación de última hora borrara las pérdidas de casi toda la jornada.

Al cierre de la sesión, el Dow Jones subió 30,34 puntos y quedó en 15.658,36 unidades; mientras que el S&P aumentó 0,16% (2,80 enteros) hasta los 1.709,67; y el índice compuesto del mercado Nasdaq progresó 0,38% (13,85 puntos) para concluir en 3.689,59.

Wall Street cerró así su sexta semana consecutiva en positivo y el Dow Jones, su principal indicador, ha logrado un total de 30 récords en lo que va de año.

Sin embargo, la jornada había comenzado con pérdidas leves y se mantuvo así durante casi toda la sesión, en reacción a los datos de desempleo de EE.UU. en julio, que arrojaron un descenso del índice hasta el 7,4%, pero una creación de puestos de trabajo menor de lo esperado.

Aún así, los inversores se animaron poco a poco, de forma que el Nasdaq entró en territorio positivo poco después de las 16.00 GMT y los otros dos índices en la última media hora de sesión.

Algo más de la mitad de los 30 componentes del Dow Jones cerraron con subidas, encabezados por Hewlett-Packard (2,94%) y DuPont (2,51%).

La petrolera Chevron fue la protagonista negativa, pues perdió 1,18% tras anunciar este viernes un descenso de beneficios del 15,6% en el primer semestre del año.

Johnson&Johnson (-0,92%) y Coca Cola (-0,86%) tuvieron también pérdidas.

Fuera del Dow Jones, el fabricante de ordenadores Dell se disparó 5,60% después del acuerdo anunciado hoy entre un comité especial de la empresa y el fundador de la compañía, Michael Dell, que abre la puerta a que este compre la entidad por una oferta mejorada y la saque de bolsa.

Entre las tecnológicas, Facebook cerró este viernes a US$38,05, la primera vez que concluye una sesión por encima de los US$38 con los que salió a bolsa en mayo del año pasado, mientras que Apple subió 1,28%.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajó hasta US$106,94 por barril, mientras que el oro descendió a US$1.310,6 la onza.

El euro subió frente al dólar y se cambiaba a US$1,3281 y la rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años bajó ligeramente hasta el 2,605%.