Argentina elevó este miércoles el salario mínimo mensual a 47.850 pesos argentinos (unos US$ 437 dólares) hacia fin de año, informó el Gobierno, un aumento del 45%, por debajo de la tasa de inflación anual.

El Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil del país, compuesto por trabajadores, empleadores y autoridades del Gobierno nacional y de las provincias, acordaron el aumento por 31 votos y una abstención.

"Las partes podrán solicitar a partir del mes de agosto una nueva reunión para su revisión", dijo el Ministerio de Trabajo en un comunicado.

El aumento se da en medio de una fuerte aceleración de la tasa de inflación en la tercera economía más grande de América Latina.

Así, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) trepó en febrero un 4,7%, el aumento más grande desde marzo de 2021. La tasa de inflación aumentó un 52,3% en los últimos 12 meses.

El incremento en el salario mínimo se dará gradualmente, con una suba del 18% en abril, 10% en junio, 10% en agosto y 7% en diciembre.