El Gobierno de Ecuador prevé que el déficit fiscal de este año alcance entre el 2 y el 2,2% del Producto Interno Bruto (PIB), cifra inferior a la de 2021, cuando llegó al 4%, según informó este martes el presidente Guillermo Lasso.

"En el año 2020, el déficit llegó a 7,8% del Producto Interno Bruto; en el 2021 logramos reducir el déficit a 4 puntos porcentuales. Hoy tenemos proyecciones ajustadas, de acuerdo con la realidad actual de la economía global, de un déficit que no será mayor al 2 o 2,2% del Producto Interno Bruto", dijo Lasso a periodistas.

"Por lo tanto, estamos controlando esta tendencia negativa de un descontrol del gasto público", agregó el mandatario durante su acostumbrado diálogo semanal con periodistas transmitido en directo desde el Palacio de Gobierno, en la ciudad de Quito.

El mandatario aseguró que el déficit fiscal incluso podría ser menor por los altos precios del petróleo en el mercado internacional.

"Es muy probable que de mantenerse los actuales precios del petróleo, ese déficit sea aún menor, inclusive también tenemos en el camino durante el año la posibilidad de la venta del (estatal) Banco del Pacífico, lo cual también ayudará al control del déficit fiscal", expuso.

Ecuador, que produce cerca de 500.000 barriles diarios de petróleo, goza de un precio del barril de crudo que ronda los US$ 90, lo cual favorece a la economía local, ya que se reciben más ingresos por la venta del hidrocarburo.

El Gobierno ecuatoriano basó su presupuesto estatal para 2022 con un precio promedio de US$ 59,2 por barril de petróleo.

Expresó que, aunque "la macroeconomía está bien", hay preocupación por la situación económica de las familias ecuatorianas y la necesidad de generar empleo, en momentos en que el país se reactiva tras poco más de dos años de pandemia del nuevo coronavirus.

"Tenemos que preocuparnos de generar empleo y la única forma es promoviendo inversiones en sectores estratégicos como hidrocarburos, electricidad, telecomunicaciones", señaló.

Indicó, además, que su Gobierno desarrollará proyectos de infraestructura por cerca de US$ 14.000 millones en los próximos tres años.

El desempleo en Ecuador se ubicó en un 4,8% en marzo pasado, lo que significó que 397.645 personas se encontraban sin trabajo ese mes, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos.