La inflación de México convergería al objetivo oficial de un 3% hacia el primer trimestre del 2024, estimó este miércoles Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco Central, quien prevé que el indicador alcance un pico en el segundo trimestre del 2022 para luego ir cediendo lentamente.

Gerardo Esquivel consideró que las tasas de la inflación general y subyacente domésticas aún son muy elevadas y que su descenso será más lento que el que antes consideraban en la autoridad monetaria debido, en parte, a condiciones internacionales derivadas de la pandemia del coronavirus y el conflicto bélico Rusia-Ucrania.

"Hacia 2023, es que ya esperamos que ocurra finalmente ahora sí este descenso, en 2023 ya estaremos en una situación, digamos, con una tasa de interés como está ahora un poco más alta", dijo el funcionario durante un podcast con el local Grupo Financiero Banorte.

Esquivel también expresó que el Banco de México (Banxico) podría no tener que subir la tasa de referencia como lo haría la estadounidense Reserva Federal (Fed) porque cuenta con espacio para una política monetaria menos restrictiva.

La Fed elevó a mediados de mes las tasas de interés en un cuarto de punto porcentual y proyectó que los tipos se sitúen en un rango entre el 1,75% y el 2% a finales de año, una postura agresiva contra la inflación que impulsará los costos de los préstamos a niveles restrictivos en 2023.

Y Banxico subió la semana pasada por séptima vez consecutiva su tasa de interés referencial para llevarla a un 6,5% desde un 6%, en una decisión unánime, citando que los riesgos para la inflación han crecido.

"Nosotros creemos que no tenemos que ir en una dirección tan, quizá tan marcada hacia el alza en las tasas de interés y nosotros posiblemente tengamos un poco más de espacio para no tener que llevar la postura monetaria a una situación tan restrictiva como quizá otros países lo van a tener que hacer", dijo.

"Eventualmente tendremos la oportunidad, pues de quizá, inclusive, empezar a pensar que pudiéramos pausar antes que otros bancos también, pero eso estará en función, evidentemente de cómo evolucionan las cifras en términos de inflación en particular y si estamos cumpliendo o no con la trayectoria que estábamos anticipando", agregó.

La inflación general de México se ubicó en un 7,29% a tasa interanual en la primera quincena de marzo, por debajo del 7,34% registrado en la segunda mitad de febrero, de acuerdo con cifras oficiales.