El Banco Central de Chile acordó este martes por unanimidad subir la tasa de interés referencial al 7% como parte de su estrategia para contrarrestar las presiones inflacionarias.

El pujante aumento de la Tasa de Política Monetaria (TPM), que inició en julio del año pasado, la había llevado al 5,5% en enero.

Mientras los operadores del mercado habían estimado que la TPM subiría al 7,5% esta reunión, los analistas esperaban que llegara al 7%.

"El Consejo estima que, de darse los supuestos del escenario central del IPoM de marzo, futuros aumentos de la TPM serían menores que los realizados en los últimos trimestres", dijo el Banco en un comunicado.

"De todos modos, esto dependerá de la evolución del escenario macroeconómico", agregó.

La economía local se ha visto favorecida por las ayudas a hogares otorgadas por el gobierno para contrarrestar el impacto de la pandemia de coronavirus, así como por retiros parciales de los ahorros en los fondos de pensiones.

Sin embargo, la galopante recuperación ha generado una fuerte presión en los precios al consumidor.

El banco destacó que la inflación anualizada ha seguido avanzando en los últimos meses y llegó al 7,8% en febrero.

"Las perspectivas de inflación de corto plazo han vuelto a aumentar, acercando la inflación anual a cifras de 10%. Las expectativas de inflación a dos años plazo permanecen por sobre 3% desde hace varios meses, situación que seguirá siendo monitoreada por el Consejo", dijo el organismo.

Este miércoles, el organismo emisor actualizará todas sus proyecciones macroeconómicas en su Informe de Política Monetaria (IPoM).