La pandemia de SARS‐CoV‐2 ha provocado el movimiento de recursos humanos, de infraestructura y financiero en salud más grande de los tiempos modernos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial, que representan la mayor expresión de institucionalidad con alcance y ambición global, realizan un reporte anual conjunto llamado Global Preparedness Monitoring Board Report, en cuya última versión la conclusión es simple: hay un fracaso de causas multifactoriales que hace imposible sostener que estamos preparados institucional, nacional o globalmente para enfrentar una pandemia. Ya en 2019, este mismo reporte advertía de la falta de sistemas nacionales robustos y de datos e indicadores compartidos en salud, que era calificada de “inaceptable”.

Según datos periódicos de la Universidad Johns Hopkins, en 2021 en América Latina se encuentran cuatro de los 10 países que presentan un mayor número de muertes por coronavirus a nivel global: Brasil, México, Perú y Colombia. Este año AméricaEconomía Intelligence dio continuidad a la encuesta sobre las respuestas de las instituciones al COVID-19, tema que puede revisar en detalle en la página anexa.

Adicionalmente, es muy especial para nosotros cumplir este año un anhelo que sabemos es compartido con la comunidad de hospitales que participan en el ranking: generar mediciones separadas por especialidad médica. En esta primera versión presentaremos los mejores 20 hospitales por especialidad, dentro del grupo que participó en el ranking general. Las especialidades medidas son Cardiología y Cirugía Cardiotorácica, Oncología y Hemato-Oncología, Pediatría y Gineco-Obstetricia. Esperamos que este sea el comienzo de mediciones más profundas a cada especialidad en el futuro y una adición permanente que acompañe nuestro ranking general.

Vea además: "Ranking de los Mejores Hospitales 2021: Ranking de especialidades" 

Considerando las complejidades de medir un año que recibió el impacto pleno de la emergencia del COVID y adaptar nuestra metodología a ese impacto, sin dejar de introducir mejoras en los indicadores, creemos importante agradecer el esfuerzo realizado por todas las instituciones que participaron haciendo disponible la información necesaria, junto a la comunicación técnica permanente.

Ranking general

La lista final de este año la conforman 61 hospitales de 11 países de América Latina, que quedaron sobre el corte mínimo de 40 puntos en su índice de calidad, lo que nos permite calificarlos entre los mejores de la región. De nuevo los hospitales privados son mayoría (67%), seguido de universitarios privados (23%), universitarios públicos y no universitarios públicos (5% cada uno).

Como ya es tradicional, el Hospital Albert Einstein (1º) de São Paulo lidera nuestro ranking, y este año lidera también las dimensiones de capital humano y capacidad, pero con bajas en indicadores de seguridad y eficiencia, debido a la pandemia. Le sigue la Clínica Alemana (2º) de Santiago, que lidera la dimensión de experiencia y dignidad del paciente, y mejora en capacidad. Sin embargo, al igual que el líder, la pandemia afecta su posición en cuanto a seguridad y eficiencia. El resto del top 5 presenta importantes novedades ya que el Hospital Italiano de Buenos Aires (3º) escala dos posiciones al tercer lugar. Esto se debe a que presenta mejoras en indicadores de seguridad y capital humano, y sobre todo mejora en la dimensión de eficiencia relativo al resto del grupo, esto a pesar de la pandemia. En cuarto lugar se mantiene, como ya hace tres años, la Fundación Valle del Lili (4º) de Cali, liderando el ranking de eficiencia en este año de pandemia, y con mejoras en la dimensión de capacidad y la dimensión de experiencia y dignidad del paciente. El selecto grupo de los cinco primeros se cierra con la Fundación Cardioinfantil (5º), también de Colombia, que mejora en gestión del conocimiento, pero tiene bajas en indicadores de capital humano y eficiencia.

Resulta muy interesante analizar agregadamente, en el grupo completo de participantes, el impacto de la pandemia en las dimensiones analizadas por el ranking. Por ejemplo, vemos que el índice promedio de capital humano disminuyó un 14% en relación a la edición anterior que utilizaba data levantada por las instituciones al 31 de diciembre de 2019. Esta baja refleja de lleno la urgencia de incorporar y redestinar muy rápidamente personal de salud. Otra dimensión que muestra un impacto evidente es la dimensión de eficiencia, que baja un 9% de un año a otro. Claramente, la ola incontenible de internación de pacientes con síndromes agudos respiratorios provocados por el COVID impactaron el desempeño de eficiencia hospitalaria y financiera. La contracara la presenta la dimensión de gestión del conocimiento, debido también a la necesidad de generar investigación y difundir información acerca del COVID-19; esta dimensión incrementó su promedio en 15%.

Vea también: "Ranking de los Mejores Hospitales 2021: Resultados encuesta COVID"

Es importante agregar los cambios metodológicos que, sin duda, afectaron también los resultados de los indicadores principalmente en las dimensiones de capital humano y eficiencia hospitalaria. En este última hemos agregado nuevos indicadores, que miden las cirugías mayores ambulatorias y el recurso humano asociado a las camas de cada establecimiento. En cuanto a capital humano, hemos considerado nuevos aspectos de la atención de salud, como la presencia de profesionales que hacen turnos y la atención directa de pacientes, además de considerar al resto de los profesionales no médicos, tan importantes para el lograr los objetivos en salud.

*Esta investigación contó con la colaboración de Ana Paula Silva, Paulina Vargas y Paz Hernandez.

Para revisar los datos significativos, haga clic en cada institución.