Una fuerte recaudación del Impuesto sobre la Renta (ISR) y el alto precio del petróleo fueron los salvavidas de los ingresos presupuestarios durante la primera mitad del año, la cual fue marcada por los altos niveles de inflación, la pandemia del Covid-19 y las tensiones en Europa del Este.

Los datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) mostraron que, en la primera mitad del año, los ingresos totales del sector público sumaron 3 billones 305,119 millones de pesos, lo que resultó un crecimiento anual de 4,9%.

Al interior del reporte se observó el mayor incremento en los ingresos petroleros del gobierno, impulsados por los altos precios del petróleo que se han reportado en lo que va del año. En total, el petróleo dejó una recaudación de 594,193 millones de pesos, 29.4% más que en el mismo periodo del 2021.

En tanto, los ingresos que se obtienen por el pago de impuestos dejaron al erario público poco más de 2.04 billones de pesos en el primer semestre del año, 2.7% más que hace un año.

Dentro de este rubro, el mejor comportamiento se observó en el ISR, que dejó 1.2 billones de pesos, lo que significó un incremento anual de 16,1%.

El ISR se recauda a través de los ingresos de las personas físicas y morales, por lo tanto el incremento tiene que ver con la actuación del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para combatir la evasión y elusión fiscal, además de un mayor dinamismo económico, explicó Janneth Quiroz Zamora, subdirectora de Análisis Económico en Monex.

“El que haya empresas que están reportando mayores ganancias y paguen un mayor impuesto por ello, así como un crecimiento en las personas físicas que pagan impuestos por la aprobación de la reforma a la Ley del Outsourcing”, abundó la analista.

Del monto total del ISR, más de 635,500 millones de pesos han sido recaudados por el gravamen cobrado a las ganancias, esto representó un aumento anual de 30.8 por ciento. Solamente a las personas morales se les ha cobrado más de 621,100 millones de pesos, un incremento anual de 32.1%, de acuerdo con datos del SAT.

James Salazar, subdirector de Análisis Económico en CIBanco, también coincidió con la analista en que la recaudación del ISR se mantiene fuerte pues trae la inercia de la fiscalización por parte del SAT. En particular, los esfuerzos de fiscalización, sobre todo a grandes contribuyentes, para combatir la elusión y evasión.

RECUPERACION E INFLACIÓN

En el caso de la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que está relacionado con el consumo, se contabilizaron 621,549 millones de pesos durante los seis primeros meses del año, con lo que se observó un incremento de 3.4% en comparación anual.

Dicho incremento en el IVA se explicaría por dos factores. En primer lugar, señaló Quiroz Zamora, por la recuperación en el sector consumo, esto junto a las exportaciones, que ya se han recuperado de la secuela económica provocada por la pandemia.
Si bien la última actualización del Indicador Mensual del Consumo Privado, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), es al mes de abril, se puede notar que el consumo ya está por encima de niveles prepandemia.

El otro factor que también pudo haber beneficiado al IVA es la inflación y los altos niveles que ha presentado durante el año, ya que al final, explicó la analista, el IVA es una tasa impositiva en el precio del bien o del servicio, es decir si el precio aumenta también lo hará el monto de la recaudación.

La inflación en la primera quincena de julio registró una tasa anual de 8.16%, la más alta desde hace dos décadas.

En contraste, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) sufrió una caída anual de 68.5% en comparación anual, al captar 74,917 millones de pesos. Esto se explica, principalmente, por los estímulos fiscales que se han otorgado a las gasolinas para contener el incremento de precios.

Durante el primer semestre del 2022 se ha otorgado un monto de 114,771 millones de pesos al estímulo fiscal del IEPS.

La SHCP reportó que los impuestos a la importación tuvieron un crecimiento anual de 24.4% al recaudar 43,638 millones de pesos, al primer semestre.

El analista de CiBanco comentó que el aumento anual del impuesto es por las buenas cifras del sector externo. Hace unos días el Inegi reportó el déficit histórico de 12,944 millones de dólares en la balanza comercial al mes de junio.

“Las importaciones están creciendo más que las exportaciones y por ahí se observa una recaudación importante. Seguramente en los próximos tres meses esta recaudación se mantendrá alta y a finales de año se podría moderar por la incertidumbre en los ritmos de crecimiento del país”, dijo.