El desempleo registró una importante caída en el mes de mayo. Sin embargo, eso no se debió a la creación de nuevos empleos en el mes sino a un menor número de uruguayos que buscó su inserción en el mercado laboral.

Según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la desocupación se ubicó en 6,3% de la población económicamente activa durante el mes de mayo, desde un registro de 6,7% en abril. En tanto, la tasa de ocupación tuvo un leve retroceso –de una décima de punto–, hasta 59,7% de la población en edad de trabajar.

Eso implicó que 7.200 uruguayos –en términos netos– dejaron de buscar sin éxito un empleo, aunque en el mes solo se crearan 200 puestos nuevos de trabajo. Debido al margen de error importante del relevamiento que realiza la encuesta continua de hogares, los datos del mercado laboral aportan una comprensión más clara de la realidad y su tendencia cuando se los evalúa en promedios móviles. De esa manera, en los tres meses cerrados a mayo, el desempleo se mantuvo en 6,5% de la población económicamente activa, respecto al dato del trimestre móvil a abril.

En tanto, la tasa de empleo aumentó dos décimas, a 59,8% de la población en edad de trabajar. Respecto a 2012, el análisis muestra un incremento de medio punto de la tasa de desocupación, explicada por el estancamiento en la creación de nuevos empleos.