Pese al escenario económico difícil para Chile y las empresas en general, la consultora Robert Half  calificó como dinamismo estratégico en algunos rubros, donde la minería destaca entre los que permanecerán en constante actividad, pese al enfriamiento del mercado laboral que se proyecta para lo que resta del año y en 2023.

“Existe una oferta variada e interesante para los profesionales del área de minería, con perspectivas tanto para cargos relacionados con proyectos, operaciones de mina y planta, mantenimiento, control y planificación”, explicó el director asociado de Robert Half en Chile, Caio Arnaes.

En términos generales, el 48% de las empresas tiene entre sus prioridades la inversión en tecnología, mientras que el 32% reconoce que tendrá que contratar nuevos talentos para aumentar su productividad. Dentro de esas estadísticas se encuentra la industria minera, “que tiene un peso y un rol fundamental para el país”, agregó Arnaes.

Al igual que otros rubros, la minería no escapa del difícil escenario que enfrentan las empresas, que las está llevando a tomar decisiones orientadas a mejorar sus niveles de eficiencia. “El desafío busca lograr el uso más eficiente posible de los recursos para acceder a una mayor productividad. Y eso incluye contar con profesionales capaces de lograrlo”, dijo.

Basado en los datos obtenidos por la 10ª. versión del estudio de la empresa, el ejecutivo de Robert Half remarcó que la tendencia laboral para los profesionales de esta área seguirá al alza “porque las empresas están embarcadas en el desafío de mejorar en materia de tecnología, digitalización y automatización. Está en juego la evaluación y planificación, el manejo de los recursos de producción y el talento humano, la eficiencia de los procesos y la productividad. Y para que todo eso se haga con la mayor optimización, se requieren profesionales capaces de canalizar las mejores soluciones usando su capacidad analítica y la tecnología que está disponible”.

Sin embargo, ese talento es escaso y para las empresas “no basta con tener habilidades técnicas. El mercado quiere profesionales con una dosis importante de habilidades blandas y son esas las que están marcando la diferencia también en la minería”, dijo Arnaes.

Saber trabajar en equipo, remota o presencialmente es clave, así como el liderazgo, la tolerancia a la frustración y la flexibilidad o adaptabilidad a los cambios de escenario. Otro aspecto que se valora es la comunicación y la capacidad de comprensión, ya que gran parte del trabajo requiere ser transmitido a otras personas que conforman un equipo. “Ahí, las empresas buscan talentos que sepan lo que hacen, pero que también sean capaces de decírselo a los demás. Qué tienen en mente, qué necesitan de sus compañeros, plazos, especificaciones. Saber comunicar es clave si hablamos de eficiencia”, concluyó.

Foto: Unsplash.com