Muchos empleados de América Latina se han enfrentado, en este último tiempo, a políticas nuevas de trabajo desde sus hogares. Además, tuvieron que encontrar la forma de adaptarse a nuevas exigencias que se dieron gracias al teletrabajo.

De acuerdo con el “Estudio Regional de Reinvención de Beneficios y su Impacto en el Nuevo Normal 2021”, realizado por Marsh, el 36% de los empleados de la región descubrieron que sus sistemas -que incluyen conectividad, sofware y hardware- eran incapaces de adaptarse al teletrabajo.

Al mismo tiempo, la investigación resalta que el 25% de empleados descubrió que su principal barrera para el cambio era la falta de presupuesto, porque las empresas no los apoyaban con equipos de trabajo.

Si bien dos de cada tres empleados encuestados dijeron que su experiencia ha cambiado, de estos, poco más de la mitad dijo que había mejorado. Asimismo, un 35% no estaba de acuerdo en que sus beneficios ofrecieran el apoyo adecuado durante la pandemia de COVID-19.

“La pandemia causó serios problemas a las organizaciones que no habían iniciado ya un proceso de transformación digital, generando una adaptabilidad lenta a esta nueva realidad. La carencia de tecnología, la falta de un análisis correcto de la situación y de soluciones ágiles fue un punto débil para muchas empresas y sus colaboradores.”, indicó Akio Murakami, gerente central de Salud y Beneficios de Marsh.

Adaptación

También existen los casos de empresas que sí se adaptaron y respondieron de manera rápida a esta coyuntura, generando cambios positivos en el teletrabajo y respetando los beneficios laborales; gestos que fueron recibidos gratamente por sus colaboradores.

En línea con lo anterior, es importante destacar que aún existe la necesidad de una mejora en la comunicación interna de las empresas, al evidenciarse una clara desconexión entre las necesidades de los empleados y los beneficios que ofrecen los empleadores.

Desde Marsh agregan que, en líneas generales, los beneficios sí han mejorado. Las empresas se preocupan por la tecnología y por el servicio de Internet en los hogares de los empleados hasta hacerlos sentir como si estuvieran en las oficinas. También, tratan de satisfacer sus necesidades y se comunican continuamente con ellos.

Mientras que, por parte de los empleados, la consultora observa que aumentaron la productividad, el trabajo en equipo y sobre todo hubo una reducción de costos en gastos de alimentos, transporte y gastos hormiga. “Además, se redujo el estrés derivado de los largos desplazamientos entre las oficinas y el hogar”, sostiene.

El informe de Marsh destaca que el 89% de los empleadores piensan que ofrecieron el derecho al apoyo a los empleados durante la pandemia, no obstante, solo un 64% de los colaboradores cree que es así.

Enfoque digital

La pandemia ha incrementado de forma significativa la velocidad a la cual los negocios están cambiando por cuenta de lo digital. Es por ello que las empresas deben poner al enfoque digital en el centro de su perspectiva. El 54% de los empleados indicó que recurrieron al enfoque digital para combatir los problemas provocados por la pandemia.

A pesar de que muchas empresas están tratando de ajustarse al nuevo cambio post pandemia, aún queda mucho por ofrecer a los empleados para que puedan participar y adaptarse con facilidad. Esto es especialmente importante ahora, dado que la cantidad de inversión y enfoque se ha vuelto hacia los beneficios y recompensa.