Londres. Las acciones de la petrolera Shell caían más de 2% el miércoles por rumores de que la compañía está advirtiendo a los analistas que deberían reducir sus estimaciones de ganancias para el cuarto trimestre.

"El consenso sobre el resultado del cuarto trimestre del Shell parece estar cayendo profundamente. Menos ventas de gas y pérdidas en refino y distribución sugieren ganancias de unos US$2.600 millones en el trimestre frente a las expectativas previas de cerca de US$3.300 millones", dijo un operador.

Al final de cada trimestre los analistas dialogan con las empresas para ajustar sus pronósticos.

Aunque no se les permite a las empresas informar datos sensibles para el mercado, los analistas dicen que el tono de la conversación generalmente les ofrece indicios de si las proyecciones promedio son demasiado altas o demasiado bajas.

"Ellos (Shell) sugirieron que los márgenes de refino han sido muy débiles y también que el alza estacional del consumo de gas que esperamos generalmente para el cuarto trimestre podría no ser tan alta esta en esta oportunidad", dijo un analista que habló con Shell.

Shell declinó realizar comentarios.

El lunes, la petrolera estadounidense Chevron Corp advirtió que sus resultados del cuarto trimestre serían "abruptamente más bajos" que los del trimestre anterior debido a un mayor deterioro de los márgenes de refino, pese a que los precios del petróleo están subiendo.

Los márgenes promedio de refino a nivel mundial en el cuarto trimestre cayeron a su nivel más bajo desde el primer trimestre de 1995, según datos de BP Plc.

Números. Analistas de Merrill Lynch prevén ganancias netas por costos corrientes de suministros, excluidos items extraordinarios, de US$2.890 millones, según una nota de investigación enviada a Reuters por una fuente del mercado.

Morgan Stanley recortó el martes su recomendación sobre el gigante anglo-holandés a "bajo el promedio del mercado" desde "promedio del mercado" citando mejores oportunidades de inversión en otras acciones del sector.

El banco dijo que Shell sería el único entre el grupo de pares europeos que no aumentaría su producción de petróleo y gas en el 2010, y que prevé que la producción caiga 0,8%.

Las perspectivas de crecimiento más fuertes percibidas para el rival BP le permitieron a la empresa con sede en Londres superar a Shell y transformarse esta semana en la mayor empresa de petróleo y gas de Europa por capitalización de mercado.

Las acciones clase A de Shell que cotizan en Londres, caían 1,64% a las 1505 GMT, frente al retroceso del 0,4% del índice del sector de petróleo y gas europeo del DJ Stoxx.