El titular de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Víctor Romero, reconoció que no está en condiciones de garantizar un verano con “cero cortes de energía”. Sin embargo, consideró que habrá menos interrupciones en el servicio.

Romero garantizó que la ANDE está en mejores condiciones para afrontar las temporadas de alta demanda de energía. Sin embargo, aclaró que aún así no puede garantizar la ausencia de apagones.

Explicó que con la línea de 500 kV, aún en construcción, el Paraguay tendrá un sistema eléctrico “bastante alivianado y reforzado”.

"Los últimos periodos tuvimos una carga pesada y el sistema de transmisión estaba al límite”, manifestó, en contacto con la 780 AM.

Aseguró que actualmente hay garantías para asegurar que no habrá problemas de sobrecarga. “Estamos más tranquilos que en años anteriores”, refirió.

Aclaró que donde no puede dar garantías es en el sistema de distribución, ya que este es altamente vulnerable, sobre todo a las condiciones climáticas.

“Estamos en mejores condiciones que en los veranos pasados. Pero eso no quiere decir que se pueda garantizar que no va a haber cortes”, sostuvo.

Explicó que la vulnerabilidad radica en que las redes en Paraguay, en lugar de ser subterráneas, se encuentran expuestas.

“En una tormenta siempre vamos a tener inconvenientes de cortes. Nuestras redes no están protegidas. Son cables aéreos”, señaló.