Río de Janeiro. La aerolínea brasileña Gol, segunda mayor compañía aérea del país en cuota de mercado, registró en el segundo trimestre de 2013 una reducción de 39,5% en sus pérdidas respecto a igual periodo de 2012, esto es 433 millones de reales (US$188 millones), informó la empresa.

Afectada por las pérdidas que venía sufriendo en los últimos meses, Gol logró reducir su déficit mediante el aumento del precio de los billetes de avión, y con la reducción de los costes de combustible, personal y el número de rutas.

Otro factor que explica la baja en las pérdidas fue la venta anticipada de billetes correspondientes a su programa de fidelidad (Smiles), que en abril llevó a las arcas de Gol 1,3 billones de reales (US$565 millones) con su entrada en la Bolsa de Valores de Sao Paulo.

Ya el Ebitdar (siglas en inglés para describir las ganacias antes de intereses, impuestos, depreciación, amortización y alquiler de los aviones) fue de 235,1 millones de reales (US$102 millones) entre abril y junio, revirtiendo la negativa de 62,4 millones de reales (US$27 millones) en el mismo período de 2012.

En tanto, los ingresos netos de la compañía ascendieron a 1,914 billones de reales en el segundo trimestre (US$830 millones), 4,6% más que en el mismo período del año pasado, atribuido al aumento del 13% en el precio medio por pasajero por kilómetro.

Sobre los pronósticos para este 2013, la compañía aérea dijo que debido al "escenario macroeconómico adverso, las proyecciones financieras serán revisadas cada tres meses".