Dubai. La aerolínea del gobierno de Dubai, Emirates, dijo el domingo que estaba perdiendo US$10 millones diarios, un total de US$50 millones hasta el momento, debido a las suspensiones de vuelos causados por una nube de ceniza volcánica originada en Islandia.

Grandes partes de Europa aplicaban restricciones de vuelo el domingo por cuarto día consecutivo, debido a una enorme nube de cenizas del volcán que ha causado el peor caos de viajes aéreos desde los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

"Emirates está perdiendo ingresos de 18.000 pasajeros por día debido a que el espacio aéreo del Reino Unido y de gran parte de Europa permanece cerrado", dijo la compañía en una declaración.

"Cerca de 30 aviones de Emirates están varados en tierra, equivalente a un quinto de la flota", sostuvo. Más de 80.000 pasajeros se han visto afectados por la interrupción de vuelos, agregó la aerolínea.

"Como todas las líneas aéreas que operan en Europa, Emirates está enfrentando grandes pérdidas, US$10 millones día en nuestro caso", dijo en un comunicado el presidente de la firma, Tim Clark.

Clark dijo que prevé que llevará cerca de 24 horas lograr que los horarios de vuelos se restablezcan a lo normal una vez que se aprueben otra vez los vuelos.

La aerolínea ha detenido los vuelos a todos los destinos europeos, incluyendo Moscú, Atenas, Larnaca, Malta y Estambul hasta el 20 de abril.

Emiratos Arabes Unidos (EAU) son la casa matriz de la aerolínea Emirates, la mayor cliente del superjumbo Airbus A380, como también de Etihad Airways de Abu Dhabi y Air Arabia de Sharjah.

La aerolínea Etihad Airways de los EAU, con sede en Abu Dhabi, también canceló todos los vuelos a Europa y Rusia hasta nuevo aviso.

Durante el domingo se mantenía una fuerte restricción de vuelos en gran parte de Europa, lo que representa un grave problema para los pasajeros y negocios, especialmente las aerolíneas, que se estima están perdiendo 200 millones de dólares por día.

La agencia europea de aviación Eurocontrol dijo que sólo 4.000 vuelos se prevén en el espacio aéreo europeo el domingo, comparado con los 24.000 que se realizan habitualmente. Informó que un total de 63.000 vuelos habían sido cancelados desde el jueves en la región.