Frankfurt/Berlín. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por su sigla en inglés) estima que la crisis causada por la nube de ceniza volcánica sobre Europa costó a las aerolíneas ingresos por más de US$1.700 millones hasta este martes.

"Para una industria que perdió US$9.400 millones el año pasado y tenía previsto perder otros US$2.800 millones en 2010, esta crisis es devastadora", dijo el director general de IATA, Giovanni Bisignani, en un comunicado emitido este miércoles.

En declaraciones realizadas en una sesión informativa en Berlín, Bisignani dijo que preveía que la industria aérea tardará al menos tres años en recuperarse de la crisis del volcán.

Gran parte del espacio aéreo de Europa cerró el jueves tras propagarse una enorme nube de ceniza procedente de un volcán islandés, dejando en tierra a millones de viajeros y paralizando transportes y negocios en todo el mundo.

En los tres días transcurridos del 17 al 19 de abril, cuando las alteraciones del tráfico aéreo llegaron a su punto máximo, los ingresos perdidos alcanzaron los US$400 millones al día, dijo la IATA.

En su peor momento, la crisis afectó a 29% de la aviación mundial y a 1,2 millones de pasajeros al día.

Bisignani reiteró que el impacto de la crisis del volcán había sido mayor que de los atentados del 11 de septiembre de 2001, que dejó a aerolíneas en tierra durante tres días, e instó a los gobiernos a examinar fórmulas para compensarlas por los ingresos perdidos.

Normalización. El miércoles por la mañana, la mayoría del espacio aéreo europeo estaba abierto, pero con tantos vuelos cancelados podrían tardarse días o semanas en volver a la normalidad.

La agencia de tráfico aéreo europea Eurocontrol estimó que cerca de 75% de los vuelos operará el miércoles en Europa, debido a una disminución de las restricciones.

Eurocontrol dijo en un comunicado que espera que se lleven a cabo 21.000 vuelos, comparado con los 28.000 que estarían programados normalmente.

La agencia agregó que casi todo el espacio aéreo por debajo de los 20.000 pies estaba disponible, con restricciones en algunas áreas como el sur de Suecia y Helsinki.

"Está previsto que esas restricciones se levantarán gradualmente a lo largo del día", indicó Eurocontrol.