Londres. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) redujo este miércoles, por primera vez en un año, su previsión de demanda mundial de petróleo en 2010.

El ajuste se deba a que el organismo espera un consumo menor del previsto en los mercados emergentes y tras la revisión de los datos de demanda de 2008.

La agencia con sede en París dijo en su informe mensual que espera que la demanda total de crudo en el mundo alcance de media este año los 86,38 millones de barriles diarios.

El resultado supondría una rebaja de 220.000 barriles al día respecto a la previsión de abril y un crecimiento del 1,9%, o 1,6 millones de barriles diarios, respecto a 2009.

Irán y Malasia han registrado en los últimos meses demanda de petróleo inferior a la esperada, según la AIE, aunque China, principal motor de crecimiento del consumo mundial de crudo, sigue mostrando una demanda sólida.

La AIE advirtió que la economía mundial sigue enfrentando un gran nivel de incertidumbre debido a los temores en torno a la deuda soberana en países como Grecia.