París. La Agencia Internacional de Energía (AIE) pronosticó este jueves que la demanda mundial de petróleo alcanzará un nuevo récord el año próximo debido a la demanda creciente de los mercados emergentes y de los países en desarrollo.

"Se pronostica que la demanda mundial registrará un incremento de 1,2 millones de barriles diarios en 2014, tras un crecimiento revisado al alza de 930.000 barriles diarios en 2013", indicó la AIE en su Informe del Mercado Petrolero Internacional de julio.

La recuperación económica mundial va a impulsar la demanda de petróleo. Sin embargo, "se pronostica que los mercados emergentes y los países en desarrollo encabecen el crecimiento de la demanda en 2014", observó la AIE.

La agencia atribuyó al clima frío atípico para esta época del año en los países de la OCDE el aumento de las estimaciones para el segundo trimestre y para todo el 2013 que ascendieron a 645.000 barriles diarios y 215.000 barriles diarios, respectivamente.

En cuanto a la oferta, la AIE sigue optimista en su pronóstico debido a que espera que el abastecimiento por parte de los países ajenos a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) registre un aumento de 1,3 millones de barriles diarios en 2014, cifra mayor que la cifra revisada al alza de 1,2 millones de barriles diarios de 2013.

Las cifras de la AIE muestran que, a nivel mensual, los suministros mundiales cayeron 0,3 millones de barriles diarios para situarse en 91,2 millones de barriles diarios en junio debido a que la menor producción del crudo en la OPEP contrarrestó el aumento de 80.000 barriles diarios en la oferta de los países ajenos a la OPEP.

Los conflictos en Libia, Nigeria e Irak redujeron los suministros de petróleo de la OPEP en 370.000 barriles diarios para ubicarse en 30,61 millones de barriles diarios.

"A pesar de un panorama económico deslucido, los mercados de futuros fueron impulsados por los disturbios en Egipto y por temas vinculados con la oferta", dijo la AIE y agregó que los contratos de futuros registraron una ligera alza en junio, pero acumularon mayores ganancias a comienzos de julio.

El crudo Brent se cotizó en las transacciones más recientes en US$108,3 el barril y el West Texas Intermediate en US$105,2 el barril.