Londres. La británica Prudential dijo el lunes que compraría el brazo de seguros de vida en Asia de AIG por US$35.500 millones, en un acuerdo listo para hacer que la aseguradora sea un líder indiscutido en uno de los mercados de servicios financieros de crecimiento más veloz del mundo.

La adquisición será financiada parcialmente por una emisión de derechos de US$21.000 millones, una de las mayores recaudaciones en efectivo de la historia, y por una emisión de deuda de US$5.000 millones, informó Prudential, lo que confirmaba un reporte previo de Reuters.

Los inversionistas y analistas dijeron que necesitaban saber más sobre las finanzas de AIA, la unidad asiática de AIG, antes que puedan evaluar si el acuerdo justificaría una recaudación de capitales de tal escala.

La emisión de derechos sería uno de los aumentos de capital más grandes del mundo hasta la fecha, casi equivalente al valor de mercado actual de Prudential, de unos US$23.000 millones.

"Quince mil millones de libras es un monto enorme y me gustaría ver más detalles del tipo de retornos y del cronograma", dijo uno de los diez mayores accionistas de Prudential, que habló antes de que la firma confirmara el acuerdo.

Las acciones de Prudential se hundían 12,03%, a 530 peniques, luego que retomaron las operaciones tras una suspensión en la mañana del lunes.

Degradaciones.  Los analistas de las corredurías Oriel Securities y Panmure Gordon bajaron el lunes las calificaciones sobre los títulos de Prudential.

"Será inmensamente diluyente", opinó Kevin Ryan, analista de ING.  "Nadie sabe exactamente qué contiene AIA o cuán rentable es, o cómo se superpone con los negocios existentes de Prudential", añadió.

Una adquisición de AIA, que tiene 90 años, transformará a Prudential en la mayor aseguradora extranjera de Asia, lo que fortalecería el atractivo de la firma para los inversionistas que buscan exposición a la creciente demanda de servicios financieros en la región, alimentada por un sólido crecimiento económico.

Prudential ya está entre las grandes aseguradoras extranjeras en Asia, donde generó casi la mitad de sus ganancias del 2008, y ha declarado su ambición de ampliar su huella en la región.

La compra, que llega tras un infructuoso acercamiento inicial a AIA departe de Prudential el año pasado, sería la primera gran transación de la compañía bajo el carismático nuevo presidente ejecutivo, Tidjane Thiam, que asumió en el cargo en octubre.

Previamente, el vehículo de inversiones británico Resolution, especializado en el sector de los seguros, dijo que no estaba en conversaciones para la adquisición del brazo británico de Prudential.

Un reporte periodístico del fin de semana había dicho que Prudential podría descargar la unidad en Resolution en caso que prosperara la compra de AIA.