Nueva York. Amazon.com Inc. reconoció su derrota en una batalla con la editorial Macmillan sobre el precio de los libros electrónicos, según un comunicado de la compañía.

Amazon, fabricante del Kindle, dejó de vender el viernes libros reales y digitales de la importante editorial estadounidense.

La medida se produjo después de un esfuerzo de Macmillan por cambiar la manera en que Amazon cobra por los libros electrónicos.

La editorial quería un mayor control sobre los precios de los libros y términos similares a los que selló con la nueva tienda iBooks de Apple Inc.

En su comunicado, Amazon dijo que "finalmente tendremos que capitular y aceptar los términos, debido a que Macmillan tiene un monopolio sobre sus propios libros".

Macmillan quiere cobrar entre US$12,99 y US$14,99 por las versiones electrónicos de los libros bestsellers, mientras que Amazon cree que debería cobrar solo US$9,99, según su comunicado.

Amazon también añadió que no cree que "todos las grandes editoriales tomen el mismo camino que Macmillan".