Buenos Aires. Las organizaciones Fundación Ambiente y Recursos Naturales y Greenpeace de Argentina solicitaron a la Unesco su opinión sobre las autorizaciones otorgadas por la norteña provincia de San Juan a empresas mineras para operar dentro de la reserva de biosfera San Guillermo, se informó este viernes.

Según un comunicado la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), ambas organizaciones no gubernamentales pidieron asimismo a la Administración de Parques Nacionales de Argentina información sobre los controles en esa zona.

El coordinador de campañas de Greenpeace Argentina, Gonzalo Strano, afirmó que el gobierno de la provincia de San Juan "no sólo ha autorizado permisos mineros en la zona de usos múltiples de la reserva, sino también en la zona de amortiguación que rodea al parque nacional".

Ello "implica una clara violación a los estatutos de la Unesco sobre las reservas de biosferas", aseguró.

La reserva de biosfera San Guillermo abarca un total de 971.460 hectáreas, divididas entre una parque nacional y una reserva provincial con el mismo nombre y de gran valor para la conservación de la fauna y la flora autóctonas.

"La avanzada minera sobre estos ambientes únicos debe frenarse de inmediato. En San Guillermo hay glaciares y otros ecosistemas de alto valor ambiental que están siendo afectados por la minera Barrick Gold", aseguró Strano.

Por su parte, Pía Marchegiani, coordinadora de Participación de FARN, sostuvo que el plan de manejo presentado por la provincia de San Juan el pasado 5 de junio "reconoce la existencia de minería en la reserva de biosfera San Guillermo".

"Por eso solicitamos al organismo representante de Unesco en Argentina que informe las medidas que adoptará para frenar esta actividad y qué sanciones aplicará al respecto", explicó Marchegiani.