Nueva York. American Express registró una ganancia neta de US$716 millones, o 60 centavos por acción, durante el cuarto trimestre, un aumento de casi tres veces frente al beneficio de US$240 millones, o 21 centavos por acción, en el mismo período del año anterior.

El resultado superó con facilidad las expectativas de los analistas, ya que las reservas por pérdidas crediticias se desplomaron 47% y el gasto con tarjetas de miembros subió 8%.

Las ganancias de operaciones continuadas subieron a 59 centavos por acción frente a los anteriores 26 centavos.

Los ingresos, descontando el gasto en intereses, cayeron 0,3% a US$6.490 millones.

Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas en Wall Street esperaban, en promedio, que la compañía anunciara una ganancia trimestral de 57 centavos por acción e ingresos de US$6.140 millones.

Como otras emisoras de tarjetas de crédito, American Express se vio afectada por recortes en el gasto y clientes que se atrasan en sus pagos, lo que la llevó a presentar resultados trimestrales más bajos los últimos dos años.

La compañía, que a diferencia de la mayoría de sus rivales emite tarjetas y procesa transacciones, también se ha visto afectada por una poco oportuna expansión del crédito de tarjetas realizada poco antes de la desaceleración económica.

En el segmento de cartera de crédito estadounidense, las ganancias subieron a US$365 millones frente US$64 millones.