Londres. La minera Anglo American se abstuvo de restablecer un dividendo, a diferencia de algunos rivales, y en cambio prometió reanudar los pagos más adelante este año después de que sus ganancias anuales bajaran menos de lo previsto.

Dos competidoras, Xstrata y Rio Tinto, reanudaron los dividendos la semana pasada, después de haberlos suspendido para ahorrar efectivo durante el declive económico.

La presidenta ejecutiva de Anglo, Cynthia Carroll, notó el viernes que los rivales que habían reanudado los dividendos también recaudaron fondos el año pasado con emisiones de acciones que diluyeron el capital de los accionistas.

"A diferencia de nuestros pares, nosotros no recurrimos a emisiones de acciones y también tenemos distintas necesidades. Estamos financiando proyectos altamente competitivos, manteniendo nuestra calificación de crédito y reconstituyendo nuestra posición de capital", dijo en conferencia telefónica.

"La reanudación del dividendo en el tiempo más breve posible sigue siendo una prioridad clave para la junta directiva", dijo Anglo.

Una razón clave para no reanudar los pagos de dividendos fue que se necesitaron fondos para pagar la construcción de nuevas minas, como el proyecto de mineral de hierro Minas Rio en Brasil, donde los costos de la fase inicial se elevaron a US$3.800 millones desde US$2.700 millones.

Carroll dijo que aún se evaluaba la posibilidad de incorporar un socio para ayudar a financiar la mina. "Este es un proyecto muy, muy atractivo y se nos acercaron varios socios de todo el mundo. No hemos tomado una decisión sobre eso pero continuaremos evaluándolo", afirmó.

Agregó que Anglo, cuarto mayor grupo minero diversificado en capitalización de mercado, revisaría su política de dividendos antes de publicar en agosto los resultados semianuales, basando su decisión en gran medida en los precios de las materias primas.

Si bien existe "viento en contra" por la incierta recuperación de las economías occidentales, Carroll dijo que el panorama de corto plazo para Anglo era fuerte.

"No estoy terriblemente preocupada porque nuestro cobre, nuestro mineral de hierro y los productos del carbón en gran medida se dirigen a Asia (...) para nuestras materias primas, pensamos que continúa la fortaleza en el mercado gracias a los mercados emergentes".

El año pasado, Anglo ganó 75% en bolsa, pero estuvo 16% debajo del índice minero británico.

Anglo registró unas ganancias por acción subyacentes de 214 centavos para 2009, una caída de 51% desde 436 centavos el año anterior, sobre una baja de 25% en los ingresos, a US$24.600 millones.

El resultado superó en 8,6% el consenso de las estimaciones, de 197 centavos por acción con US$22.590 millones de ingresos, de acuerdo con las estimaciones entre 20 analistas encuestados por Thomson Reuters I/B/E/S.