Santiago. El apagón que afectó a gran parte de Chile la noche de este domingo, a quince días del terremoto y posterior maremoto del pasado 27 de febrero, afectó la producción de algunas de las principales minas del país, según informaron las propias compañías.

Todos los yacimientos de la cuprífera estatal Codelco ubicados en el centro del país pararon sus operaciones debido al corte de energía eléctrica, dijo este domingo un portavoz citado por la agencia Reuters.

Tras suspender sus operaciones durante algunos minutos, la mina de cobre El Teniente debió funcionar con equipos de emergencia.

La producción de cobre de la mina Los Pelambres, de la firma Antofagasta Minerals, también quedó paralizada.

Una falla en un transformador del Sistema Interconectado Central (SIC), que representa más de 60% de la capacidad instalada, provocó una caída en cadena del suministro.

El transformador afectado es clave porque está ubicado en la estación Charrúa, en la región del Bío Bío -una de las zonas más devastadas por el terremoto de magnitud 8,8 que azotó Chile el 27 de febrero-, que es parte de la columna vertebral del sistema eléctrico local.

La única división de la estatal que no se vio afectada fue Codelco Norte, debido que es abastecida por el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING).

Ubicada en la misma zona del país, la gigante mina de cobre Escondida, operada por BHP Billiton, también funcionaba normalmente.