Cerca de doscientas personas hacen fila en un centro comercial del barrio de Las Condes, en el sector acomodado de Santiago de Chile. Algunas portan banderas suecas. La espera toma varias horas, pero finalmente vale la pena: le esperada apertura de la primera tienda Ikea en el país - y de Sudamérica - parece entusiasmar a distintos sectores por igual.

Mientras los clientes anhelan llevar algo de diseño escandinavo a sus casas, algunos analistas ven la llegada de la tienda como una señal de confianza en que las perspectivas económicas del país siguen al alza y que no se ha perdido credibilidad para hacer negocios.

El propio ministro de Hacienda chileno, Mario Marcel, presente en la inauguración oficial, destacó la inversión y apertura de Ikea en Chile: "Es señal de confianza en nuestra economía (...) es lo que más necesita nuestro país ahora".

La empresa, fundada en 1943 y con más de 400 tiendas en 50 mercados, se especializa en la comercialización de artículos para el hogar a precios accesibles. Y si bien lo habían anunciado en 2017, la contingencia sanitaria de la pandemia aplazó la apertura de la tienda chilena.

“Es una inversión muy significativa, cercana a los US$100 millones, con empleo para cerca de 1.000 trabajadores”, comentó el jefe de las arcas fiscales, tras el corte de cinta.

Lea también: ¿Qué es Ikea y cuáles son sus oportunidades en América del Sur?

Desde se comenzó a anunciar el arribo de Ikea al país, el mercado local opinó sobre el impacto que podría generar en las cadenas locales, como Homy o CasaIdeas, y tambien se analizó la posibilidad de que no funcionara con los gustos locales.

Pero el modelo es suficientemente versátil y global como para adaptarse a todos los gustos.

“El mobiliario y decoración del hogar ha sido por años uno de los mercados más competitivas en el país, con grandes tiendas de mejoramiento del hogar como Easy y Homecenter, tiendas por departamento como Paris, Ripley y Falabella, y cientos de jugadores independientes y pequeños presentando nuevos productos para facilitar la vida de los consumidores y permitirles organizar y decorar sus espacios de diversas maneras. La llegada de IKEA a Chile promete dinamizar aún más una categoría del retail que se ha vuelto de las preferidas de los chilenos”, explica a AméricaEconomía Paula Goñi, consultora de investigación en Euromonitor International, sobre el impacto de la llegada de la empresa sueca al país.

Goñi añade que el gigante sueco es conocido por ingresar activamente a los mercados, posicionando rápidamente sus líneas de productos entre los favoritos de los consumidores, aprovechando la mezcla de exclusividad, diseño y precios que le caracterizan. "En un contexto de menor poder adquisitivo, donde los consumidores chilenos son más cuidadosos en sus gastos y buscan comprar productos que no solo tengan una buena relación precio calidad, sino que también les permitan solucionar necesidades, algo que IKEA hace de gran manera con sus cientos de soluciones para todos los espacios del hogar, desde la cocina hasta el dormitorio, especializándose en soluciones como espacios pequeños y organización”, reflexiona Goñi

Además, la cultura popular y el acceso a plataformas e influencers del mundo de la moda y el diseño, ha posicionado a la tienda como un icono del mundo contemporáneo.

“IKEA además se beneficia en su llegada a Chile y la región, al igual que otras marcas antes que ellos, por el conocimiento que los locales ya tienen de sus productos, ya sea por haberlos conocido en viajes al extranjero o por las múltiples menciones de influencers y series de televisión. El chileno aún se encuentra ávido de poder participar de las marcas que reconoce como grandes en el mundo, por lo que sin dudas, buscará adquirir un sin número de productos en este retailer. La clave para IKEA será estar preparado para esta fuerte demanda, ya que, si bien abrirá primeramente sólo una tienda física en la región metropolitana, su real demostración de poder y llegada al país estará en su presencia de e-commerce y que tanto es capaz de responder a la demanda sin quiebres de stock y con plazos de entrega razonables”.

EL ROL DE FALABELLA

Con más de 15.300 metros cuadrados de superficie total y sobre 8.700 m2 de área de ventas, la primera tienda de IKEA en Chile, se produce como parte de un acuerdo estratégico entre Inter IKEA Systems B.V., y el grupo Falabella, quien es el encargado de desarrollar el negocio en Chile, Colombia y Perú.

“Estamos orgullosos de poner a disposición de nuestros clientes una de las marcas más admiradas y exitosas del mundo: IKEA. Gracias a su combinación única de productos de mejoramiento del hogar bien diseñados y de bajo precio, continuaremos desarrollando el ecosistema físico y digital de Falabella y ayudaremos a las personas a simplificar y disfrutar más sus vidas", dijo Gaston Botazzini, gerente general de Falabella.

Por su parte, Maria Johansson, Expansion manager de Inter IKEA Systems B.V., destacó que están muy entusiasmados con traer el concepto IKEA a Sudamérica, comenzando en Chile.

“Después de mucho tiempo de preparativos, ahora finalmente podemos ofrecer la gama IKEA de muebles para el hogar bien diseñados y de alta calidad, producidos con cuidado para las personas y el medio ambiente. Falabella aporta su gran experiencia en el desarrollo y en la operación exitosa de negocios de retail. Juntos estamos decididos a hacer que IKEA sea valorada y significativa para los clientes y la sociedad”, menciona Maria.

Junto con el espacio físico, comenzará a operar el sitio de comercio electrónico www.IKEA.cl, que permitirá que las personas en Chile continental puedan acceder a la calidad y variedad de los productos de la marca.

Y como parte del plan de crecimiento, hacia adelante se espera la apertura de la segunda tienda de la compañía en el país, la que contará con cerca de 25 mil m2 de superficie total, incluyendo 15.000 m2 de área de ventas, y estará ubicada en Mallplaza Oeste, en Cerrillos, un sector más popular de la capital chilena.

Asimismo, para 2023 se proyecta la llegada de IKEA al mercado colombiano.