Tegucigalpa, Honduras. El gobierno aplazó la adjudicación del proyecto de construcción del aeropuerto de Comayagua que se pretende establecer en la base Enrique Soto Cano de Palmerola.

La obra, que iba a ser licitada a inicios de septiembre, podría ser adjudicada hasta noviembre próximo debido a que las empresas interesadas no están listas aún para oficializar sus propuestas. 

José Antonio Pineda, titular de la Comisión para la Promoción de las Alianzas Público Privadas (Coalianza), manifestó que el cronograma del proyecto Palmerola ha sido modificado a petición de dos de las empresas interesadas en la construcción del aeropuerto. 

“El cronograma de Palmerola se movió a finales de septiembre, a petición de uno de los postores, pero tenemos otra petición de otro de los postores que está solicitando más tiempo; vamos a evaluar si verdaderamente vale la pena extender el tiempo, que podría ser a noviembre”, detalló.

El representante de Coalianza sostuvo que el cambio de fechas será discutido con el presidente Porfirio Lobo en virtud de que es uno de los principales promotores del proyecto, que requiere una inversión inicial de US$108 millones, que significan más de 2,000 millones de lempiras.

“El cambio tenemos que consultarlo con el presidente porque es un proyecto del Presidente y él ha estado a la expectativa de que se adjudique lo antes posible lo que es la construcción del nuevo aeropuerto de Palmerola”, explicó Pineda.

Según el gobierno, son al menos 11 las empresas que han adquirido las bases de la licitación del proyecto Palmerola, algunas de capital hondureño y otras extranjero, específicamente de países como China, Chile, Brasil, Colombia, entre otros.

“Hay en este momento nueve postores que ya compraron las bases y tengo entendido que dos más compraron hace algunas semanas, probablemente estaríamos hablando de diez u once postores que están participando en el proceso de licitación”, comentó.

El presidente Porfirio Lobo se comprometió a dejar adjudicado el proyecto antes de que abandone la Casa Presidencial el 27 de enero de 2014. Palmerola se pretende materializar a través de una concesión y contempla la construcción de una área terminal para la aviación comercial en la zona oeste de la pista (2,440 metros), es decir, al otro lado de la base militar. 

La obra contempla la construcción de una torre de control de uso civil, dos calles de rodadura para conectar la plataforma con el resto del campo de vuelos y una plataforma de estacionamiento de aeronaves.