Viena. La demanda de crudo repunta, dijo el martes el ministro del Petróleo de Arabia Saudita Ali al-Naimi, lo que podría implicar que la OPEP no tenga que tomar medidas sobre el abastecimiento este año.

"Hemos estado navegando muy bien y continuaremos navegando muy bien", dijo Naimi, ministro del principal productor de petróleo del mundo, a los reporteros un día antes de un encuentro del grupo.

Muchos de los integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo han expresado su preocupación de que la OPEP esté bombeando crudo en exceso.

El grupo acordó que sus miembros recortarían la producción en 4,2 millones de barriles por día (bpd) para limitar la oferta a 24,84 millones de bpd en diciembre del 2008, cuando la recesión amenazaba con cortar la demanda de petróleo.

En el último año, los precios en alza y la lenta recuperación global han alentado a los miembros de la OPEP, muy necesitados de ingresos, a incrementar la oferta.

En febrero, la OPEP cumplió sólo el 53% de los límites a la producción prometidos, una caída desde 81% hace un año.

Sin embargo, los precios del crudo no se han alejado mucho de los niveles que Arabia Saudita considera favorables tanto para los productores como para los consumidores, alrededor de US$70-US$80 por barril, ya que los inversores esperan que un aumento de la demanda en el futuro absorba el actual exceso de provisión.

El martes, el ministro argelino de Energía y Minas Chakib Khelil dijo que los precios se moverán en un rango de US$80-US$85 para fin de año.

El petróleo estadounidense operaba estable cerca de los US$80 por barril el martes, luego de una caída de casi 2% el lunes desatada por la subida del dólar y las preocupaciones de que China pueda ajustar aún más el crédito para frenar la inflación. No obstante, la cautela sobre el panorama de corto plazo persistía.

El presidente ejecutivo de Royal Dutch Shell Peter Voser dijo el martes que los fundamentos del mercado del petróleo siguen débiles en el corto plazo, pero que la demanda a mediano plazo es robusta.

Varios ministros que llegaban a Viena enfatizaron la necesidad de acatar las metas de producción en momentos en que la demanda global se dirige al segundo trimestre, que suele ser más flojo.

El ministro del petróleo de Kuwait, el jeque Ahmad al-Abdullah al-Sabah, se sumó el martes al grupo de funcionarios que dicen que el cumplimiento de las cuotas es "el tema principal".

Pero Naimi se mostró más tranquilo respecto de la sobreproducción, compartiendo la visión de largo plazo de los principales expertos en pronósticos, de que el auge de China reforzará aún más la recuperación económica global más adelante este año.