La ministra de Industria de Argentina, Débora Giorgi, acordó con directivos de la firma Toyota Tshuso en Japón la necesidad de avanzar en el proceso de industrialización del litio en la provincia de Jujuy.

El proyecto -del que también participan la australiana Orocobre y la estatal Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (Jemse)- demandará US$229 millones y producirá 17.500 toneladas por año, aproximadamente 10% del total mundial actual.

Giorgi acordó con el manager ejecutivo de Toyota Tshuso, Taxumi Shirai, avanzar en el proyecto en asociación con la compañía japonesa; y el ejecutivo se comprometió a finalizar la construcción de la planta para agosto del año próximo.

"El litio es parte fundamental de nuestra aspiración industrial", dijo Giorgi y desestimó por "no sustentable" un esquema meramente extractivo de litio y su transformación más básica en carbonato.

"Venimos a pedir asociarnos, con vistas al mediano y largo plazo", aseguró la funcionaria, quien estuvo acompañada por el secretario de Industria, Javier Rando; el titular del Smata, Ricardo Pignanelli; y el candidato a diputado nacional e integrante del secretariado de los mecánicos Óscar Romero.

"Vamos hacia el cloruro de litio, al litio metálico y a la fabricación de celdas, baterías y químicos, que completarán el desarrollo de esta industria", subrayó Giorgi, en un almuerzo con la cúpula de Tsusho al que se sumó el presidente ejecutivo, Mikio Asamo.

La ministra de industria postuló la necesidad de que se constituya una red internacional de la que participen ambas partes, "con la premisa fundamental del agregado de valor".

“Una de las principales políticas de Estado de este gobierno es aprovechar estratégicamente los recursos naturales en todo el país, para que se conviertan en elementos dinamizadores de la industrialización de la ruralidad”, sostuvo la ministra.