Buenos Aires. Argentina autorizó la exportación de 7,03 millones de toneladas de granos y derivados de soja en lo que va del 2010, de acuerdo con un informe oficial publicado este lunes.

El gobierno, cuyo permiso necesitan los exportadores antes de embarcar sus productos, autorizó este año la venta de 3,65 millones de toneladas de soja, 3,13 millones de harina de la oleaginosa, 258.029 toneladas del aceite derivado, 580 toneladas de granos y 2.117 toneladas del poroto desactivado para uso forrajero.

Argentina es uno de los mayores proveedores mundiales de granos, pero el gobierno regula las ventas agrícolas al exterior con el fin de garantizar el abastecimiento doméstico.

Las autoridades permitieron exportar 369.969 toneladas de trigo y 187.909 toneladas de harina del cereal -más 17.913 toneladas de subproductos-, además de 3,84 millones de toneladas de maíz, según los datos difundidos el lunes por la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca).

La entidad informó que también permitió -a través de las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior, denominadas ROE verde- la exportación de un total de 9.943 toneladas de girasol y de 179.015 toneladas de aceite derivado de la oleaginosa.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estima que la cosecha argentina de soja 2009/10 -que todavía no empezó a cosecharse- será de 53 millones de toneladas y que la de maíz llegará a 21 millones de toneladas.

Por otra parte, el gobierno argentino calculó que la producción de trigo 2009/10 -que fue muy perjudicado por una extensa sequía- fue de apenas 7,44 millones de toneladas.