El diputado del Movimiento Popular Neuquino (MPN), Luis Sapag, respaldó el acuerdo entre YPF y Chevron y aseguró que se preservarán las condiciones medioambientales en las explotaciones.

"Probablemente vamos a levantar la mano (en la Legislatura neuquina)", dijo Sapag a radio Mitre esta mañana, donde aseguró que "el acuerdo firmado entre YPF y Chevron no tiene ninguna cláusula secreta; hay un contrato de asociación".

El diputado neuquino advirtió que "si YPF no cumple las condiciones del acuerdo, cae la concesión", y dijo que están claros "los aspectos económicos, geológicos y medioambientales, no hay ninguna cláusula secreta", remarcó.

"Para cada etapa hay un procedimiento que está legislado y normado por la provincia de Neuquén, a través de la Ley de Medioambiente, y el ente de aplicación es la secretaría de Medio Ambiente de Neuquén", aseguró.

Dijo que se harán "controles con un criterio preventivo, no de remediación a posteriori, ya que se busca disminuir la probabilidad de accidentes y problemas".

Sapag recordó que "la provincia es dueña del subsuelo y la que dicta las normas", y que "YPF tiene que trabajar porque tiene que traer los informes de las cosas que está haciendo".

"YPF es el operador, ambos producen informes con sus propios aparatos y la provincia tiene sus propios aparatos para medir si los aparatos de YPF funcionan bien y hacer sus propias medidas y verificación, eso está normado, está reglamentado", detalló.

En este contexto, aseguró que el objetivo es "mejorar en la creación de empleo, en la producción y en el medioambiente; que se vuelque al resto de la sociedad, no solamente a los petroleros", dijo.

"Nosotros estamos comprometidos, queremos demostrar que podemos hacer las cosas bien; hacer las cosas bien implica trabajo de mucha gente, es también un buen acuerdo y un buen negocio trabajar por el medioambiente", concluyó.