Buenos Aires El gobierno argentino obligará a las divisiones locales de la Royal Dutch Shell PLC  y de Petrobras a impulsar la producción de combustibles, anunció el Ministerio de Planificación.

El titular de la cartera, Julio De Vido, señaló que las empresas han reducido de manera intencional la producción de combustibles para crear una escasez de oferta que obligue a un alza de precios.

"Por eso el Estado va a intervenir para que estas refinadoras utilicen sus instalaciones a máxima capacidad", dijo De Vido.

El ministro además manifestó que el gobierno regulará "las exportaciones de combustibles, a los efectos de que el mercado local esté correctamente abastecido".

De Vido manifestó que comunicará su decepción sobre esta situación a los funcionarios de la Embajada de Brasil, pues a su juicio Petrobras ha tenido una "actitud poco ética".

La argentina YPF anunció el martes que importará 500 mil metros cúbicos de gasolina, en la primera medida de esta naturaleza en 30 años, como una manera de garantizar el abastecimiento local.

Según la firma, sus refinerías están a 100% de su capacidad de producción, y en enero sobrepasó en 0,6% su capacidad de producción definida en términos técnicos.

El funcionario de YPF sostuvo que Petrobras ha estado produciendo en el último tiempo cerca de 24% por debajo de su capacidad.