Buenos Aires. La producción de petróleo y gas de Argentina cayó en 2009 en comparación con el año anterior, la tercera caída consecutiva desde 2006.

Argentina produjo 36,15 millones de metros cúbicos de petróleo y 48,41 millones de metros cúbicos de gas, según las últimas cifras publicadas por la Secretaría de Energía.

Ello significa que la producción de crudo cayó alrededor de 4,3% interanual y que la producción de gas declinó 3,7% interanual.

El ex secretario de Energía Daniel Montamat declaró el jueves en una entrevista telefónica que las compañías están explotando de manera excesiva campos maduros, cuya productividad está en declive.

Añadió que esta tendencia se volvió más pronunciada durante los últimos años, no sólo por razones geológicas sino que también por las realidades políticas que afectan al sector.

Montamat sostuvo que el constante cambio en las normativas, los controles de precios, los aranceles a la exportación y la intervención estatal desalentaron la inversión en exploración y producción.

El ex funcionario de Gobierno señaló que Argentina todavía no alcanza su máximo respecto del crudo o del gas y que tiene potencial.

Montamat dijo que se pueden descubrir nuevas reservas, pero primero se necesitan nuevas políticas, incluyendo normativas a largo plazo, una nueva ley de hidrocarburos y precios que favorezcan la inversión.