Buenos Aires. El gobierno argentino detuvo las exportaciones de la mayor parte de las carnes, excepto productos termoprocesados y cortes de alta calidad destinados a Europa, para contener el alza doméstica de los precios.

Argentina es uno de los principales exportadores mundiales de carne, pero el ganado se redujo en los últimos meses, generando una escasez de oferta que disparó los precios de la carne en el mercado local, lo que ya había llevado al gobierno a limitar las exportaciones el mes pasado.

Ahora las restricciones sobre las exportaciones aumentaron.

"Excepto lo que es Hilton (cortes de alta calidad destinados a Europa) y termoprocesado, el resto está todo parado. Lo que se está esperando es un nuevo acuerdo de precios" con el gobierno, señaló a Reuters una fuente de la industria.

La presidenta Cristina Fernández sostiene desde hace años una fuerte disputa con el sector agropecuario por las políticas sectoriales y las restricciones a las exportaciones de carne podrían disparar protestas de los productores.

La carne vacuna es uno de los principales alimentos de los argentinos y el alza de su precio genera un elevado malestar social.

Provocación. Tras conocer la decisión, los principales gremios del sector se declararon en alerta y no descartaron la posibilidad de iniciar una paralización.

En declaraciones al canal Todo Noticias, el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, advirtió que se trata de “una provocación y una fantochada”, que demuestra el “fracaso” de las políticas para el sector.

“El solo acto del cese de exportaciones, en lugar de convocar a discutir una política ganadera es una nueva agresión, una provocación, y este solo motivo debería ser causa suficiente para que el sector declare un paro”, dijo Buzzi, según consigna El Cronista.

En tanto, el titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, aseguró que la medida profundizará los problemas del sector. "Nos estamos quedando sin carne y esto va a ahondar el problema. Si con esto se pretende solucionarlo, estamos todos locos", afirmó.

Carniceros defienden medida. Por el contrario, la asociación de carniceros defendió la medida, asegurando que “si no se puede abastecer a los argentinos, no se puede exportar”.

El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías porteñas, Alberto Williams, aseguró que “la carne tiene hoy un precio excesivamente alto, alguna medida hay que tomar".

En declaraciones a la radio Continental, argumentó que las ventas “han caído un 25%” debido al aumento del precio, que se mantienen altos porque "no hay oferta de hacienda”, consigna la estatal agencia Telam.