Sao Paulo. Argo Energia, propiedad de la española Redeia y Grupo Energía Bogotá (GEB), cerró la adquisición de cinco líneas de transmisión de energía controladas por un fondo de la canadiense Brookfield por € 815 millones (US$ 835 millones), según un comunicado difundido al final del mes de la semana.

El acuerdo involucra activos de Quantum, que puso a la venta parte de su cartera este año, como informó Reuters en enero.

Las cinco concesiones de transporte adquiridas por Argo Energia están en operación y suman 2.416 kilómetros de líneas, 20 subestaciones e ingresos anuales permitidos (RAP) de € 133 millones (US$ 136,2 millones).

La adquisición convertirá a Argo Energia en uno de los principales operadores de transmisión del país, señaló Redeia, la matriz de la empresa, en un comunicado.

“Gracias a esta adquisición Argo Energía duplicará su tamaño y fortalecerá su liderazgo, especialmente en la región del Nordeste de Brasil, una de las áreas con mayor potencial renovable y con mayores necesidades de desarrollo de infraestructuras en el país”.

La transacción está sujeta al cumplimiento de los términos y condiciones habituales, según lo avalado por la agencia reguladora Aneel y la agencia antimonopolio Cade.