Ciudad de Panamá.- El sector asegurador organizado espera “con optimismo” que Panamá crezca el 4% en 2019 y el rubro se expanda 6,5% (5,7% en 2018), aunque reclama que se establezca una política que permita aumentar la participación de los panameños, pues apenas el 13,4% (266.500) de la población económicamente activa contrata un seguro.

El presidente de la Asociación Panameña de Aseguradores (APADEA), Amílcar Córdoba, explicó en rueda de prensa que el sector aporta el 2,4% al producto interno bruto (PIB) del país y recalcó que “definitivamente hay que modificar la ley de seguros de 2012 que permita tener un mayor acceso a la población” y refirió que “hay países vecinos que permiten vender de manera más fácil y accesible lo que se llama microseguros”.

En los primeros siete meses del año la expansión del país llega al 3,1%, detalló, mientras el sector asegurador alcanza un crecimiento de las primas del 5,4% en el mismo periodo, lo que equivale a US$910,3 millones, por encima de los US$863 millones en el mismo periodo de 2018.

En 2018 las primas de seguro directo alcanzaron los US$1.569,7 millones, el 6,7% más que en 2017, agregó.

En un informe la APADEA, que agrupa a 20  (98,4 % de las primas) de las 23 aseguradoras del país, detalló que en el primer semestre de 2019 las primas devengadas sumaron US$501,4 millones mientras la utilidad alcanzó los US$50,3 millones o el 10% de la prima devengada.

Consideró que en los próximos cinco años se vivirá “una revolución” en la industria de los seguros por la digitalización de los sistemas, el uso de las “insutech”, equivalentes a las “fintech” del sector bancario y señaló que es “muy probable” ver en ese lustro la introducción de las criptomonedas en esa actividad.”El futuro está allá” acotó.

Su propuesta es que estos microseguros se puedan comprar de manera autoexpedible en una farmacia, en un minisúper o en las tiendas; “tenemos que pensar en coberturas que se estructuren de esa manera” y que se elimine la “cantidad enorme de requisitos” que actualmente existen en la ley, acotó.

Agregó que los reclamos atendidos, por US$420 millones en lo que va de año, se concentran en seguros de salud y de automóvil, pero este último en cuanto primas (unos US$150 millones) muestra un estancamiento, con un crecimiento de apenas el 1,7% este año, “reflejo de la situación económica, porque mucha gente deja de pagar su seguro” y la venta de autos nuevos “ha disminuido por tercer año consecutivo”.

La asociación “ha planteado a la Superintendencia de Seguros que hay que establecer una política para la inclusión financiera de la gente que menos tiene en Panamá apoyándonos en el interés del nuevo gobierno de llegarle a esa población, creo que es el momento adecuado, hay que hacer un análisis de los canales de comercialización alternativos y buscar la forma para que tengamos vehículos para llegar con nuestras pólizas a una mayor cantidad de personas”, apuntó.

Sobre los 60 días de gestión de la administración del presidente Laurentino Cortizo señaló que “las condiciones en las que el nuevo gobierno recibió el país aparentemente eran muy diferentes a lo que se decía,  sin embargo, lo vemos muy positivo, captó rápidamente fondos para hacerle frente a desembolsos que tiene que hacerle frente en los próximos meses, nos sentimos muy positivos de que el final de año va a ser mucho mejor de lo que fue el año pasado”, aseguró Córdoba.

En un informe la APADEA, que agrupa a 20  (98,4 % de las primas) de las 23 aseguradoras del país, detalló que en el primer semestre de 2019 las primas devengadas sumaron US$501,4 millones, la utilidad alcanzó los US$50,3 millones o el 10% de la prima devengada y la agrupación generó 3.000 empleos directos y 10.000 indirectos.