Santiago. La firma Asus decidió apostar por la rapidez en la transmisión de datos, tras anunciar que todos sus nuevos equipos tendrán incorporada la tecnología USB 3.0. De esta forma, la compañía taiwanesa se convierte en una de las primeras compañías en implementar este sistema.

Según las estimaciones de la compañía, la rapidez en alguno de estos productos podría superar en un 74% la de ediciones anteriores. La firma asiática ha incorporado la conectividad en las placas madre no sólo de su línea más elevada, sino que lo ha llevado a todos sus niveles de negocio incluidos los productos destinados al gran público, indica el sitio Silicon News.

El anuncio de la compañía indica que se ofrecerá USB 3.0 en placas base y en una amplia gama de productos como ordenadores portátiles, la nueva generación de netbooks Eee PC, el PC EeeBox integrado e incluso en reproductores digitales.

“Estamos convencidos de que el USB 3.0 va a jugar un papel clave en el suministro de una experiencia definitiva para una nueva generación de usuarios del mundo multimedia. Con USB 3.0, todo el mundo puede disfrutar de un rápido backup de sus datos y una transferencia de datos ultrarrápida”, ha declarado Jerry Shen, Consejero Delegado de ASUS.

USB 3.0. Presentado en el año 2008, la principal novedad técnica del puerto USB 3.0. es que eleva a 4.8 gigabits/s la capacidad de transferencia que en la actualidad es de 480 Mb/s, según datos de Wikipedia. Si en USB 2.0 el cable dispone de cuatro líneas, un par para datos, una de corriente y una de toma de tierra, en USB 3.0 se añade cinco líneas. Dos de ellas se usarán para el envío de información y otras dos para la recepción, de forma que se permite el tráfico bidireccional, en ambos sentidos al mismo tiempo. El aumento del número de líneas permite incrementar la velocidad de transmisión desde los 480 Mb/s hasta los 4,8 Gb/s.

El aumento de líneas en USB 3.0 provoca que el cable sea más grueso, un inconveniente importante. Al igual que pasa entre USB 1.1 y USB 2.0, la compatibilidad está garantizada entre USB 2.0 y USB 3.0, gracias al uso de conectores similares, cuyos contactos adicionales se sitúan en paralelo, de forma que no afectan en caso de usar algún puerto que no sea del mismo tipo.