Francfort. El fabricante de autos de lujo alemán Audi, la gallina de los huevos de oro del grupo Volkswagen, reiteró el lunes su meta de incrementar los ingresos y ganancias operacionales dado que vendió más de 1 millón de vehículos por segunda vez en su historia.

Audi navegó a través de la peor crisis para las automotrices premium con relativa calma el año pasado gracias a su posición de liderazgo en el próspero mercado chino, y reportó ganancias operacionales de 1.600 millones de euros (US$2.100 millones) en el 2009 sobre ingresos de 29.800 millones de euros. Las entregas a clientes cayeron sólo 5,4%, a 949.729 vehículos.

A medida que la demanda por autos de lujo de Europa Occidental se recupera lentamente, marcas como Audi, BMW y Mercedes están listas para aumentar las ventas más rápido que sus rivales de volumen.

"El resultado de nuestro primer trimestre forma una base sólida para nuestra meta anual de sobrepasar la facturación y las ganancias operacionales del 2009", dijo el presidente financiero Axel Strotbek, en un comunicado.

La matriz Volkswagen anotó el jueves resultados que mostraron que Audi amplió su margen operacional en 40 puntos básicos a 5,8% en el primer trimestre.