Buenos Aires. La distribuidora argentina de gas Metrogas reportó mayores pérdidas anuales, en medio de un rápido deterioro de su situación financiera que podría forzarla a reestructurar su deuda.

La firma registró en 2009 una pérdida de 78,3 millones de pesos (unos US$20 millones), frente a un resultado negativo de 13,5 millones de pesos en el 2008.

En una carta remitida a la Bolsa de Comercio,  la empresa ratificó que si sus problemas financieros siguen avanzando tendrá que refinanciar pasivos, al tiempo que reiteró que es necesaria para la firma un alza de tarifas.

Metrogas dijo también que contrató a Barclays como asesor financiero para buscar la mejor alternativa para oportunamente refinanciar su deuda financiera, mientras espera la renegociación de su licencia y una revisión tarifaria.

Las tarifas de la mayoría de los servicios públicos de Argentina fueron congeladas luego de que estallara una feroz crisis económica en el 2001-2002 y muchas quedaron prácticamente en el mismo nivel desde entonces.

El gobierno comenzó paulatinamente a desarticular ese sistema, pero protestas de consumidores han retrasado las reformas a la estructura de tarifas y el nivel de subsidios.

Metrogas es controlada indirectamente por BG Group y distribuye gas a viviendas y grandes consumidores de Buenos Aires y de la zona sur de la provincia de Buenos Aires, con unos 7 millones de clientes.