Río de Janeiro. Las protestas que se están sucediendo estos días en diversas ciudades de Brasil no afectarán a la imagen turística del país en el exterior, según opinaron este martes en Río de Janeiro autoridades nacionales del ramo.

"Las manifestaciones hablan del proceso democrático, de un país transparente, que tiene derechos de manifestación", afirmó el secretario ejecutivo del ministerio de Turismo de Brasil, Valdir Simão, durante la presentación a la prensa de las iniciativas turísticas que promoverá Brasil de cara al Mundial de Fútbol 2014.

Este lunes, decenas de ciudades brasileñas vivieron una serie de protestas en las que se calcula que participaron 250.000 personas, quienes protestaron por el alza del precio del transporte público y el gasto público en la Copa Confederaciones, y exigieron mejores servicios en educación y salud.

Estas protestas se vienen repitiendo por todo el país desde la semana pasada.

El secretario de Turismo del Ayuntamiento de Río de Janeiro, Antônio Pedro Figueira de Mello, añadió que las imágenes de las protestas "hablan del proceso democrático" en Brasil, un país "transparente, que tiene derechos de manifestación".

"Los megaeventos dejarán un legado que mejorará la vida de los brasileños", añadió Simão, quien recordó que las autoridades están dialogando con los movimientos que encabezan las protestas.