Río de Janeiro, EFE. El Banco do Brasil, controlado por el Estado y mayor entidad financiera de América Latina, informó de que obtuvo un beneficio neto récord de 7.470 millones de reales (unos US$3.248 millones) en el segundo trimestre, un crecimiento del 148,4 % frente al mismo período de 2012.

Las ganancias del Banco do Brasil entre abril y junio, las mayores para el período en la historia de la entidad, prácticamente triplicaron las del primer trimestre (2.557 millones de reales o US$1.112 millones), según el comunicado enviado por la institución a sus accionistas.

El lucro en el primer semestre creció un 81,8 % frente a los seis primeros meses del año pasado, hasta 10.027 millones de reales (unos US$446,5 millones).

El fuerte aumento del beneficio, en los últimos años impulsado por el aumento de la cartera de crédito de la institución, fue atribuido en esta ocasión a la expansión de los negocios y a los ingresos extraordinarios generados por la venta de acciones de la subsidiara responsable por las operaciones con pensiones, seguros y capitalización.

El Banco do Brasil aclaró que, excluidos los gastos e ingresos extraordinarios, entre los cuales la venta de acciones de la subsidiaria, el beneficio neto en el trimestre fue de 2.634 millones de reales, en un 11,8% inferior al del mismo período del año pasado.

De la misma forma, las ganancias semestrales excluidos los efectos extraordinarios se limitó a 5.319 millones de reales, con una bajada del 6,5% con respecto al de los seis primeros meses del año pasado.

El Banco do Brasil, mayor prestamista del país, elevó su cartera de crédito en junio hasta 636.630 millones de reales (unos US$277.652 millones), con una expansión del 25,7% frente al mismo mes del año pasado y del 7,7% en comparación con marzo último.

El aumento permitió que la entidad elevara su participación en el mercado brasileño hasta el 20,8 %, con lo que mantuvo su liderazgo.

Pese al aumento de los préstamos, la tasa de impago, que representa el porcentaje de créditos que dejaron de ser pagados hace más de 90 días, bajó desde el 2% en marzo hasta el 1,87% en junio, el menor índice en los últimos once años.

La expansión de la cartera de crédito permitió que los activos del Banco do Brasil llegaran hasta 1,21 billones de reales (unos US$526.087 millones), con un crecimiento del 15,5% en doce meses y que lo confirman como el mayor banco de América Latina.

El patrimonio líquido de la entidad en junio era de 64.721 millones de reales (unos US$28.140 millones), valor en un 6,4% superior al del mismo mes del año pasado y en un 4,2% mayor que el de abril último.