El estatal Banco Nacional de Panamá (BNP) reportará una ganancia de unos US$115 millones para el cierre del 2013, informó a la Agencia de Noticias de Panamá, el gerente general de esta entidad, Darío Berbey.

Al cierre del primer semestre de este año el BNP ya registra una ganancia de US$70 millones.
La utilidad de US$115 millones del BNP representaría una disminución de US$25 millones respecto al año 2012, cuando registró una ganancia de US$140 millones.

Sin embargo, Berbey explicó que en esa cifra se incluyeron beneficios extraordinarios no recurrentes, que se derivaron de la recuperación de préstamos malos que rondaban los US$20 millones.

Actualmente el BNP mantiene activos que rondan los US$8.000 millones, mientras que la cartera crediticia asciende a US$3.500 millones, US$3.000 en la banca privada y US$500 millones en el sector público. Para finales de este año el banco espera sumar otros US$300 millones a su cartera de crédito.

El banco estatal mantiene en este momento una rentabilidad de 17% sobre el capital, mientras que la carera de préstamos crece al orden de 12%, la morosidad es menor al 2% y la administración trabaja en un programa de expansión de sucursales.

Además se esta por terminar el proceso de transformación tecnológica del banco, el cual deberá estar concluído en el mes de septiembre y que permitirá ofrecer otros productos como el factoring y servicios adicionales en la banca por internet.

Al carecer Panamá de banca central, el BNP ha pasado a jugar tres roles en la sistema financiero panameño. Es es principal banco del estado, que percibe y administra las cuentas de los fondos públicos, opera como un banco de desarrollo, que promueve las actividades agropecuarias y por último, compite en la plaza como un banco comercial, donde atiende todos los nichos de mercado, como préstamos al consumo, hipotecas, banca comercial e industrial, entre otros.